Saltar al contenido
Seremos enfermeros

2319 Administración de medicación intraespinal

2 de junio de 2021

NIC 2319 Administración de medicación intraespinal definición: administración y monitorización de medicación a través de una vía epidural o intratecal establecida.

Actividades NIC 2319 Administración de medicación intraespinal

• Seguir las cinco reglas de la administración correcta de medicación.
• Tomar nota de los antecedentes médicos y de alergias del paciente.
• Determinar el nivel de comodidad del paciente.
• Determinar el conocimiento de la medicación y la comprensión del método de administración por parte del paciente.
• Monitorizar los signos vitales del paciente.
• Monitorizar el estado neurológico.
• Mantener una técnica aséptica.
• Controlar la movilidad del paciente y sus funciones sensitivas, según corresponda.
• Aspirar líquido cefalorraquídeo (LCR) antes de inyectar la medicación y evaluar si hay reflujo de sangre o líquido turbio antes de administrar una inyección en bolo intratecal.
• Aspirar suavemente el catéter epidural con una jeringa vacía, comprobando sólo el retorno de aire, antes de administrar una inyección en bolo epidural.
• Preparar asépticamente una medicación sin conservantes a través de una aguja con filtro.
• Observar la cantidad y el color del aspirado que refluye.
• Inyectar lentamente la medicación por prescripción médica, según el protocolo del centro.
• Controlar si en el lugar de introducción del catéter epidural o intratecal hay signos de infección.
• Controlar el apósito situado sobre el lugar de inserción del catéter epidural o intratecal para ver si hay drenaje claro.
• Avisar al médico si el apósito epidural o intratecal está húmedo.
• Asegurarse de que el catéter está fijado a la piel del paciente.
• Poner esparadrapo en todas las conexiones, según corresponda

• Marcar el tubo, intratecal o epidural, según corresponda.

•Comprobar si la bomba de infusión es del calibre adecuado y funciona correctamente, según el protocolo del centro.
• Controlar el sistema i.v., el flujo y la solución a intervalos regulares.
• Controlar si hay infección del sistema nervioso central (fiebre, alteración del nivel de consciencia, náuseas y vómitos).
• Documentar la administración de la medicación y la respuesta del paciente siguiendo el protocolo del centro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.