Saltar al contenido
Seremos enfermeros

Angiografía encefálica: cuidados de enfermería

13 de octubre de 2021

La angiografía encefálica consiste en administrar un medio de contraste radiopaco por la arteria humeral o por la arteria femoral con el fin de detectar problemas que afectan a los vasos sanguíneos del encéfalo.

Se realiza por los siguientes motivos:

  • Detectar oclusiones o estenosis de los vasos asociados con trombos o espasmos.
  • Identificar aneurismas.
  • Valorar la circulación colateral
  • Localizar vasos desplazados asociados con tumores, abscesos, edema cerebral, hematoma o herniación.
  • Tratar el vasoespasmo.

Cuidados de enfermería en angiografía encefálica

  • Explicar el procedimiento al paciente.
  • Confirmar que no es alérgico al yoduro o al marisco (relacionado con riesgo de alergia al medio de contraste)
  • Realizar analítica sanguínea previa al procedimiento para determinar la función renal (concentraciones de creatinina sérica y BUN) y el tiempo de protrombina, tiempo parcial de tromboplastina y recuento de plaquetas.
  • Indicar al paciente que no debe moverse durante el procedimiento.
  • Explicarle que seguramente sentirá calor en la cara mientras se inyecta el medio de contraste.
  • Al terminar la angiografía encefálica dejar al paciente en reposo.
  • Controlar las constantes vitales.
  • Revisar el sitio de entrada del catéter para controlar posibles signos de hemorragia.
  • Controlar el pulso de la extremidad utilizada para el cateterismo.
  • Animar al paciente a que beba más líquidos para eliminar el medio de contraste.
  • Explorar al paciente en busca de cambios neurológicos como hemiplejía, hemiparesia, afasia…
  • Estar alerta a reacciones adversas al medio de contraste: taquipnea, dificultad respiratoria, inquietud, taquicardia, náuseas y vómitos, urticaria…

Cursos online recomendados

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.