Saltar al contenido
Seremos enfermeros

Cáncer de laringe: causas, histopatología, síntomas y tratamiento

1 de diciembre de 2021

El cáncer de laringe e hipofaringe representan menos del 2% de los cánceres totales. Más del 90% de los casos de cáncer de laringe son debidos al tabaco y al alcohol.

CAUSAS DEL CÁNCER DE LARINGE

La exposición al tabaco y al alcohol suponen el 90% de los cánceres de laringe e hipofaringe. La exposición simultánea a ambos factores ejerce un efecto sinérgico.

Se ha visto también una asociación entre genes que controlan el metabolismo de fase I (CYP1A1 y CYP2A6), de fase II (GSTA2) y el cáncer de vías aerodigestivas superiores.

El virus del papiloma humano se sospecha que también puede tener relación con el cáncer de laringe, sobre todo en pacientes no fumadores ni bebedores.

HISTOPATOLOGÍA DEL CÁNCER DE LARINGE

Un 95% de los tumores malignos de laringe e hipofaringe corresponden a carcinomas de células escamosas o epidermoides, con más frecuencia diferenciados de forma moderada. El resto son carcinomas epidermoides con diferente diferenciación o variedades como la basaloide, verrugosa o carcinosarcoma.

Otros tipos histológicos son carcinomas de células salivares menores, sobre todo carcinomas adenoideo quísticos, sarcomas, sobre todo condrosarcomas, linfomas, melanomas, paragangliomas y otros tumores neurogénicos, plasmocitomas y carcinomas indiferenciados de células pequeñas.

Un tercio de los tumores malignos de laringe se producen en la supraglotis, otro tercio en la glotis y otro tercio transglóticos. Los tumores subglóticos representan menos del 2% de los casos.

En la hipofaringe, el 80% de los tumores malignos se localizan en el seno piriforme y el resto se distribuye en el área poscricoidea y pared posterior.

DISEMINACIÓN

Los tumores de la glotis suelen permanecer durante un tiempo confinados en la mucosa de la cuerda, pero pueden crecer hacia la comisura anterior y alcanzar la cuerda contralateral.

Un tumor originado en la comisura anterior, puede dirigirse en sentido craneal hacia la epiglotis infrahioidea, y a través de esta o rodeando el peciolo, alcanza el espacio preepiglótico, o bien se disemina en sentido caudal hacia la membrana cricotiroidea, pero también puede invadir el cartílago tiroides.

Un tumor de la supraglotis, puede alcanzar el espacio paraglótico, desde ahí extenderse en sentido caudal y paralizar la cuerda vocal. Un tumor que alcanza el espacio paraglótico desde cualquier región se extiende con facilidad a lo largo de éste, y atraviesa dos o tres regiones, constituyéndose un tumor transglótico.

Un tumor de la epiglotis infrahioidea puede rodear o atravesar el cartílago epiglótico, con lo que invade el espacio preepiglótico.

En cuanto a los tumores del repliegue aritenoepiglótico, estos se extienden en sentido lateral hacia la pared media y superior del seno piriforme y en sentido medial hacia la cuerda falsa.

Los tumores subglóticos, tienden a diseminarse en sentido caudal y penetrar la membrana cricotiroidea, para afectar los tejidos de alrededor, especialmente la tiroides.

Las formas más avanzas de tumores transglóticos, invaden el esqueleto de la laringe y se diseminan fuera de la laringe, acompañándose muchas veces de metástasis cervicales.

En cuanto a la diseminación regional, la supraglotis y subglotis, tienen una rica red linfática comparada con la glotis. Por eso, la diseminacio´n linfática de los tumores supraglóticos son más frecuentes, afectando a los ganglios yugulares altos y yugulares medios, normalmente de forma bilateral.

Los tumores subglóticos afectan con frecuencia a los ganglios pretraqueales, paratraqueales, yugulares inferiores y mediastínicos.

Las metástasis a distancia en los tumores laríngeos son muy raras, pero ocurren con cierta frecuencia en los tumores recurrentes, sobre todo si cursaron con metástasis ganglionares. Los sitios más afectados son los ganglios mediastínicos, pulmones, pleura, hígado y huesos.

SIGNOS Y SÍNTOMAS

Las manifestaciones clínicas están relacionadas con la región del tumor primario. En lesiones glóticas invasoras, se produce disfonía progresiva y persistente.

Los tumores supraglóticos no tienen manifestaciones tempranas y cuando ocurren consisten en deterioro de la calidad de la voz, odinofagia, esputo hemoptoico, otalgia, disfonía, disfagia y adenopatía mediastínica.

En los tumores sublgóticos se presenta disnea, estridor y dificultad respiratoria que conduce a traqueostomía urgente.

TRATAMIENTO DEL CÁNCER DE LARINGE

Los tumores laríngeos y faríngeos tempranos (etapas clínicas I y II) se tratan con radioterapia o intervención quirúrgica conservadora.

Los tumores avanzados resecables o avanzados de forma moderada, se tratan con intervención quirúrgica más tratamiento adyuvante, o tratamiento primario con quimioterapia y radioterapia.

En los tumores avanzados e irresecables o muy avanzados, el tratamiento es la combinación de quimioterapia y radioterapia. Los tumores metastásicos solo son susceptibles de tratamiento paliativo.

Tratamiento quirúrgico:

  1. Tirotomía o laringofisura y cordectomía
  2. Hemilaringectomía vertical
  • Convencional
  • Extendida (hemilaringectomía frontolateral y hemilaringectomía con aritenoidectomía
  1. Laringectomía supraglótica
  2. Laringectomía supracricoidea
  • Con cricohioidopexia
  • Con cricohioideepiglotopexia
  1. Laringectomía casi total
  2. Laringectomía total
  • Con faringectomía parcial
  • Con faringectomía circunferencial

Cursos online recomendados

 Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.