Saltar al contenido
Seremos enfermeros

Cáncer de próstata: causas, diagnóstico, tratamiento

7 de abril de 2021

El cáncer de próstata es el cáncer más común diagnosticado en el sexo masculino y representa la segunda causa de muerte por cáncer tras el cáncer de pulmón. La edad media de diagnóstico son los 70 años.

Factores de riesgo del cáncer de próstata

  • Edad: el riesgo aumenta con la edad
  • Raza: la incidencia es más alta en personas negras.
  • Agregación familiar: el riesgo de cáncer de próstata en familiares de primer grado es dos o tres veces superior al de la población normal.
  • Dieta: las grasas, la vitamina A y los betacarotenos se relacionan con un aumento de la incidencia del cáncer de próstata.

No hay una clara relación entre la hipertrofia benigna de próstata y el cáncer de próstata.

Diagnóstico

  • Historia clínica y exploración física con tacto rectal.
  • Biopsia prostática
  • hemograma y bioquímica completa
  • PSA
  • Fosfatasas ácidas: total y prostática
  • Ecografía transrectal
  • Rx tórax
  • TAC o RMN abdomino-pélvica
  • Gammagrafía ósea

La combinación del tacto rectal y la determinación de PSA sérico es la prueba más útil para evaluar el riesgo de cáncer de próstata.

El tacto rectal informa del volumen, forma, consistencia, movilidad y dolor de la próstata. Aumentos simétricos de tamaño y firmeza de la próstata es típico de HBP, en cambio, áreas asimétricas, nódulos o induraciones, es sugestivo de cáncer de próstata.

La elevación del PSA puede estar causada por una serie de condiciones benignas, como por ejemplo la HBP.

La biopsia prostática es obligatoria para el diagnóstico de cáncer de próstata. Se realiza ante la sosprecha de cáncer prostático por elevación del PSA o por detectarse un nódulo palpable.

Se realiza una biopsia ecoguiada por ecografía transrectal con tres o cuatro tomas de cada lóbulo recogidas de alguna zona sospechosa en el tacto rectal o en la ecografía, seguidas de tomas de la base, zona medial y apical de los lóbulos derecho e izquierdo.

Aproximadamente uno de cada tres pacientes biopsiados tiene cáncer.

La ecografía, TAC y RMN aportan información sobre el tamaño de la próstata, la presencia o no de nódulos, ocupación de los ángulos vesículo-prostáticos, afectación capsular o de las vesiculas seminales.

Indicaciones de la ecografía transrectal (ETR)

  • Evaluación de los pacientes con próstata indurada o con elevación del PSA
  • Biopsia ecodirigida de próstata
  • Estadificación local de los pacientes con cáncer de próstata
  • Monitorización de la respuesta al tratamiento
  • Evaluación de la morfología del ápex prostatico
  • Detección de cáncer residual después de la radioterapia
  • Detección del cáncer residual en los pacientes con cáncer de próstata en estadio T1a
  • Detección de recidiva pélvica después de cirugía radical de próstata o vejiga
  • Aplicación de radioterapia intersticial prostática
  • Aplicación de crioterapia transperineal prostática
  • Aplicación transrectal de ultrasonidos de alta frecuencia en la próstata.

Tratamiento del cáncer de próstata

El tratamiento variará según la edad del paciente, el estadio de la enfermedad, el valor de PSA en el diagnóstico, la presencia de comorbilidades, etc.

Enfermedad localizada

Estadios T1 y T2 clínicos. Las opciones de tratamiento local son la cirugía y la radioterapia y en algunas ocasiones hormonoterapia.

Cirugía

La cirugía del cáncer de próstata es la prostatectomía radical. Se puede realizar mediante técnica suprapúbica, perineal o laparoscópica.

Radioterapia

Puede utilizarse como tratamiento definitivo o como tratamiento complementario a la prostatectomía. Puede ser externa o interna (braquiterapia).

Hormonoterapia

Se puede administrar en combinación con cirugía y con la radioterapia, antes o después del tratamiento local.

Parece que la hormonoterapia beneficia más a los pacientes con peor pronóstico (Gleason > 7, PSA elevado o estadios patológicos avanzados)

Enfermedad loco-regional avanzada

Se incluyen los pacientes en estadios T3-T4. El riesgo de recurrencia es alto. El tratamiento de elección es la combinación de hormonoterapia y radioterapia. La cirugía radical será una opción solo en algunos pacientes muy seleccionados con baja carga tumoral.

Enfermedad avanzada. Estadio IV.

Los pacientes con enfermedad metastásica a ganglios o a distancia (la metástasis más frecuente es en el hueso), el tratamiento primario indicado es la hormonoterapia. La enfermedad suele responder al tratamiento durante un periodo variable de tiempo, desde pocos meses hasta años.

En casos especiales, sin evidencia de enfermedad a distancia, con afectación exclusiva de los ganglios regionales, se puede aplicar radioterapia y hormonoterapia.

La radioterapia puede emplearse para el tratamiento paliativo de las metástasis óseas dolorosas, compresión medular y las metástasis cerebrales.

Tratamiento de la enfermedad hormonorefractaria

El tratamiento estandar de la enfermedad hormonorefractaria es la quimioterapia.

Tratamiento hormonal

Se basa en la dependencia androgénica parcial de la mayoría de cánceres prostáticos. Hay muchos tipos de tratamientos hormonales:

  • Primera línea es la castración, ya sea quirúrgica o médica (mediante la supresión de la LH hipofisaria): Leuprolide, Buserelina, Goserelina, Triptolerina.
  • Segunda línea son los antiandrógenos: funcionan bloqueando la unión de testosterona y la dihidrotestosterona al receptor androgénico. Son: acetato de ciproterona (poco utilizado), Flutamida, Bicaluamida, Nilutamida.
  • Tercera línea: Bloqueo androgénico completo. Consiste en la combinación de un antiandrógeno y un análogo de LH-RH.
  • Cuarta línea: Estrógenos, ketoconazol…

Quimioterapia en cáncer de próstata

Está indicada en pacientes resistentes al tratamiento hormonal. Se utiliza el Fosfato de estramusina, Mitoxantrone, Paclitaxel o Docetaxel.

Cursos online recomendados

Contenido adicional:

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.