Saltar al contenido
Seremos enfermeros

Clasificación del dolor oncológico

23 de marzo de 2021

La clasificación del dolor oncológico es útil para una buena valoración, diagnóstico y abordaje con el fin de mejorar la calidad de vida del paciente.

Tipos de dolor oncológico

Dolor somático

Es producido por una lesión en la piel, músculo, periostio, hueso, peritoneo o pleura. Se describe como un dolor sordo y continuo. Se localiza en el lugar de la lesión y raras veces irradia.

Dolor visceral

Es un dolor producido por lesión de una víscera. Se describe como un dolor constante, que puede ser cólico, mal localizado e irradiado.

Dolor neuropático

La lesión inicial se encuentra en el sistema nervioso y el dolor puede ser desproporcionado al daño inicial. Se describe como un dolor urente, continuo o paroxístico, en forma de descarga eléctrica. Se asocia a cambios sensoriales que se exploran como fenómenos de hiperalgesia y alodinia.

Dolor basal

Es un dolor continuo, que necesita una medicación fija, normalmente progresiva con posibilidad de tener que administrar una dosis de rescate para su control o fármacos coadyuvantes.

Crisis de dolor irruptivo

Exacerbaciones transitorias sobre el dolor basal. Estas crisis se pueden clasificar como:

  • Dolor incidental: de causa desencadenante conocida, como por ejemplo, con el movimiento.
  • Dolor irruptivo espontáneo: no tiene desencadenante y no es previsible.

Dolor por fallo final de dosis

Aparece cuando el paciente indica que tiene dolor antes de la siguiente toma de analgésico. Requiere una mayor dosis de analgésicos o una reducción del tiempo entre dosis.

Dolor iatrogénico

Dolor oncológico causado por los tratamientos a los que se somete el paciente, principalmente radioterapia y quimioterapia.

Dolor no oncológico en paciente oncológico

El paciente con cáncer también puede sufrir dolor no relacionado con el proceso oncológico.

Cursos online recomendados

Contenido adicional:

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.