Saltar al contenido
Seremos enfermeros

Control enfermería pediátrica del primer mes de vida

4 de marzo de 2021

El control enfermería pediátrica del primer mes de vida se basa en una entrevista a los padres, una exploración al recién nacido y educación para la salud a los padres.

Entrevista

Consiste en recoger información sobre diversos temas:

  • Evolución e incidencias desde la primera visita (a los pocos días de nacer)
  • Tipo de alimentación: materna, artificial o mixta.
  • Cuidados generales y preocupaciones paternas
  • Resultado de las pruebas de cribado de errores congénitos del metabolismo
  • Si ha estado expuesto a tabaquismo pasivo
  • Entorno familiar y red de apoyo social.
  • Hábito digestivo: número de tomas, vómitos, habito de deposiciones.

Exploración

  • Somatometría: medir peso, longitud y perímetro craneal.
  • Neurológico: estado de alerta, tono muscular y reflejos primarios
  • Auscultación cardíaca
  • Ojos: epífora, reflejo fotomotor y reflejo rojo.
  • Exploración de caderas: maniobras de Ortolani y Barlow
  • Audiología: responde a estímulos sonoros
  • Genitales, valorar la presencia de testículos en bolsa escrotal.
  • Descartar anomalías de los pies

Valoración del desarrollo psicomotor:

  • Levanta el mentón
  • Succiona correctamente
  • Fija la mirada
  • Reacciona ante el ruido

Consejos y educación para la salud

Alimentación

La mejor alimentación hasta los seis meses de vida es la lactancia materna. El niño debe tomar el pecho a demanda, lo cual suele ser cada dos horas y media o tres horas.

La duración de las tomas dependerá de cada niño, su madurez y su capacidad de succión. El tiempo  es variable, de entre 5 y 20 minutos por pecho. No retirarlo hasta que el niño lo suelte por si solo. En una toma se empezará por un pecho y en la siguiente por el otro, así al alternarlos se asegura un buen vaciado de los dos pechos.

La leche materna contiene factores que favorecen la higiene, esterilización y cicatrización del pezón, por lo que si todo es normal, no será necesario un cuidado especial del pezón. Solamente con secarlos con una gasa o secador es suficiente.

En caso de no optar por la lactancia materna, la alimentación debe hacerse con leche adaptada de inicio tipo I.

Cómo preparar el biberón

  • Lavarse las manos
  • Preparar el biberón justo antes de la toma
  • Calentar el agua en el baño maría.
  • Echar el agua tibia hasta completar el volumen deseado y agregar los cacitos de polvo de leche en una proporción de un cazo por cada 30 cc de agua.
  • Agitar el biberón
  • Darlo a una temperatura similar a la del cuerpo.
  • Se irá aumentando la cantidad de leche según la apetencia del niño y las recomendaciones del pediatra.

Cuidados generales

  • El baño diario no debe ser largo y se hará con agua entre 36-37º utilizando jabón neutro.
  • El cordón umbilical puede tardar en caer entre 8-10 días.
  • Si se utiliza chupete debe ser pequeño y con tetina anatómica. No untarlo con miel ni azúcar ni parecido.
  • Secar bien la piel y los pliegues después del baño
  • No utilizar bastoncillos de los oídos

Prevención de accidentes

  • El niño debe dormir boca arriba, ya que dormir en decúbito prono aumenta el riesgo de muerte súbita del lactante.
  • Para evitar deformaciones de la cabeza, cambiarla de lado cada vez.
  • No dejar al niño solo y menos sobre superficies altas
  • No es aconsejable ponerle pulseras, collares y otros.

Cursos online recomendados:

Contenido adicional:

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.