Saltar al contenido
Seremos enfermeros

Desprendimiento de placenta

25 de abril de 2022

El desprendimiento de placenta, o separación prematura de la placenta, puede tener lugar en la fase final del embarazo o durante el parto. Se desconoce su causa pero están claros algunos factores de riesgo como la hipertensión, embarazo múltiple, tabaquismo, alcoholismo y traumatismo uterino.

Manifestaciones

Hay tres tipos de desprendimiento de placenta:

  • Desprendimiento de placenta marginal: separación del borde de la placenta acompañado de hemorragia vaginal de color rojo intenso.
  • Desprendimiento de placenta central: separación de la porción central de la placenta con retención de sangre entre ésta y el útero. No se acompaña de hemorragia pero si de dolor.
  • Desprendimiento de placenta completo: separación de la placenta en su totalidad con hemorragia intensa.

Diagnóstico

El volumen de la hemorragia vaginal no refleja el grado de separación de la placenta, por lo que es necesario valorar los cambios del tamaño del útero como indicador de una hemorragia oculta.

El tamaño uterino se calcula al medir la circunferencia abdominal en el ombligo y determinar la distancia entre el límite superior del fondo y la sínfisis púbica.

Tratamiento

El objetivo del tratamiento del desprendimiento de placenta es que el parto tenga lugar lo antes posible. Se puede inducir el parto y permitir que progrese de forma natural cuando la separación es pequeña y no haya síntomas de sufrimiento fetal.

Se realizará cesárea urgente cuando la separación sea moderada o grande o existan indicios de malestar fetal.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.