Saltar al contenido
Seremos enfermeros

Ductus arterioso persistente

19 de marzo de 2022

El ductus arterioso persistente es un problema frecuente en recién nacidos prematuros. Se produce en el 60% de los niños con menos de 28 semanas de edad gestacional.

Hay dos estadios en el cierre del ductus arterioso: el funcional que ocurre entre las primeras 24 a 72 horas y el anatómico entre las 4-8 semanas, pero efectos adversos como hipoxia, sepsis o hipervolemia pueden producir la persistencia o la reapertura del ductus arterioso.

La persistencia del ductus permeable está relacionada con la edad gestacional, siendo inversa a esta y la incidencia de ductus arterioso persistente es más alta en recién nacidos con enfermedad de la membrana hialina.

Diagnóstico

El diagnóstico se realiza con ecocardiografía bidimensional Doppler, que permite:

  • Detectar malformaciones estructurales cardiacas que son ductus dependientes o que simulen los signos de ductus.
  • Observar el ductus y medir el cortocircuito.
  • Evaluar la repercusión hemodinámica de shunt.
  • Ver la turbulencia en la arteria pulmonar

Hallazgos clínicos

Hemodinámicos

  • Taquicardia >170 latidos por minuto.
  • Precordio hiperdinámico
  • Soplo sistólico in crescendo que puede irradiarse al dorso
  • Pulsos pedios o radiales amplios o saltones.
  • Caída o disminución de la presión arterial media
  • Ritmo galope, hepatomegalia, oliguria.

Respiratorios

  • Apnea
  • Taquipnea
  • Aumento de C02
  • Dificultad para seguir bajando ARM o dependencia del mismo.

Radiográficos

  • Cardiomegalia e hiperflujo pulmonar
  • Edema pulmonar
  • Índice cardio/torácico mayor a 0.6.

Gasométricos

  • Acidosis metabólica o mixta.

Tratamiento del ductus arterioso persistente

Medidas generales

  • Oxigenoterapia según necesidad
  • Ventilación mecánica en casos de hipercapnia y/o hipoxemia: CPAP, ARM.
  • Evitar infusiones rápidas
  • Mantener hematocrito superior a 40%

Aporte hídrico

  • Evitar aporte hídrico exagerado. Es bueno lograr un balance hídrico negativo y pérdida de peso en los primeros 5-7 días de vida.
  • El recién nacido prematuro debe perder al menos 10-15% del peso de nacimiento durante los siete primeros días de vida.
  • Para el monitoreo estricto del balance hídrico se necesitan los datos de diuresis, ingreso, egreso, cálculo de pérdidas insensibles, peso corporal y electrolitos plasmáticos.
  • Evitar infusiones rápidas en bolo que pueden dar lugar a un exceso hídrico y sódico.
  • El balance positivo de líquidos y el volumen total excesivo aumentan la prevalencia de ductus arterioso persistente en el prematuro.

Tratamiento farmacológico para el cierre del ductus arterioso persistente

Es importante iniciar el tratamiento precozmente.

Indometacina e ibuprofeno

la Indometacina es útil también para disminuir la tasa de hemorragia intraventricular pero tiene mayores efectos adversos sobre la función renal. El ibuprofeno es más accesible y económico.

Cirugía

  • La cirugía se reserva para los pacientes a quien no funciona el tratamiento médico o en recién nacidos con ductus arterioso persistente con repercusión hemodinámica en quien el tratamiento médico está contraindicado.
  • El cierre quirúrgico se realiza a través de una toracotomía lateral.

 

Si quieres formarte en pediatría, te recomendamos estos cursos online de patología pediátrica con descuento. 

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.