Saltar al contenido
Seremos enfermeros

Fármacos antiarrítmicos

13 de marzo de 2022

Los fármacos antiarrítmicos se utilizan para tratar las arritmias. Los antiarrítmicos se clasifican en cuatro clases:

  • I (IA, IB, IC)
  • II
  • III
  • IV

Antiarrítmicos de clase IA

Los antiarrítmicos de clase IA se utilizan para tratar varias arritmias auriculares y ventriculares. Los fármacos de este grupo son la Quinidina, Clorhidrato de procainamida y fosfato de disopiramida.

Farmacodinamia

Los antiarrítmicos de la clase IA controlan las arritmias por alteración de la membrana miocárdica e interfieren con el control del sistema nervioso autónomo de células marcapasos.

Los antiarrítmicos de clase IA también bloquean la estimulación parasimpática de los nódulos SA y AV. Dado que la estimulación del sistema nervioso parasimpático provoca que se reduzca la velocidad del pulso, los medicamentos que bloquean el sistema nervioso parasimpático incrementan la velocidad de conducción del nódulo AV.

Farmacoterapéutica

Los antiarrítmicos de la clase IA se usan para tratar arritmias como las contracciones ventriculares prematuras, taquicardia ventricular, fibrilación auricular, aleteo auricular y taquicardia auricular paroxística.

Interacciones farmacológicas

  • La disopiramida tomada junto con antibióticos macrólidos aumenta el riesgo de prolongación del intervalo QT que puede conllevar más riesgo de arritmias.
  • La disopiramida más verapamilo puede producir mayor depresión miocárdica y debe evitarse en pacientes con insuficiencia cardíaca.
  • Los antiarrítmicos de clase IA combinados con otros antiarrítmicos aumentan el riesgo de arritmias.
  • La quinidina y los bloqueadores neuromusculares causan una mayor relajación del músculo esquelético.
  • La quinidina aumenta el riesgo de toxicidad de la digoxina.
  • La rifampicina, la fenitoína y el fenobarbital pueden reducir los efectos de la quinidina y la disopiramida.
  • Los antimicóticos azoles pueden aumentar el riesgo de presentar eventos cardiovasculares cuando se utilizan junto con quinidina.
  • El bicarbonato de sodio y la cimetidina aumentan la concentración de quinidina, diuréticos tiazídicos e inhibidores de la anhidrasa carbónica.
  • El pomelo puede retrasar el metabolismo de la quinidina.

Reacciones adversas

Pueden producir signos y síntomas gastrointestinales como diarrea, náuseas, vómitos, anorexia y sabor amargo.

Antiarrítmicos de clase IB

Los antiarrítmicos de clase IB son la mexiletina y la lidocaína. Actúan bloqueando la rápida afluencia de iones de sodio durante la fase de despolarización del ciclo de despolarización-repolarización del corazón.

Farmacoterapéutica

Los antiarrítmicos de clase IB se utilizan para el tratamiento de extrasístoles ventriculares, taquicardia ventricular y fibrilación ventricular.

Interacciones farmacológicas

  • Los antiarrítmicos de clase IB pueden presentar efectos aditivos o antagónicos cuando se administran con otros antiarrítmicos.
  • La rifampicina puede reducir los efectos de la mexiletina.
  • Las concentraciones plasmáticas de teofilina aumentan cuando se administra con mexiletina.

Reacciones adversas

Somnolencia, bradicardia, aturdimiento, hipotensión, parestesias y alteraciones sensoriales.

Antiarrítmicos de clase IC

Los antiarrítmicos de clase IC se utilizan para tratar arritmias ventriculares graves. Son el Acetato de flecainida, Clorhidrato de propafenona y Moricizina.

Farmacodinamia

Los antiarrítmicos de clase IC retardan la conducción a lo largo del sistema cardíaco. La moricizina disminuye la corriente rápida interna de iones de sodio del potencial de acción, deprimiendo la tasa de despolarización y el periodo refractario eficaz.

Farmacoterapéutica

Se utilizan para tratar arritmias ventriculares que suponen un riesgo para la vida. También se utilizan para tratar arritmias supraventriculares.

Interacciones farmacológicas

  • Cuando se utilizan con digoxina, flecainida y propafenona, aumentan el riesgo de toxicidad de la digoxina.
  • La quinidina incrementa el efecto de la propafenona.
  • La cimetidina puede aumentar la concentración de plasma y el riesgo de toxicidad por moricizina.
  • El propranolol o la digoxina con moricizina pueden aumentar el intervalo PR.
  • Las concentraciones de teofilina pueden reducirse en personas que toman moricizina.
  • La propafenona aumenta la concentración del suero y los efectos de metoprolol y propranolol.
  • La warfarina puede auemntar la concentración de propafenona.

Efectos adversos

Pueden provocar nuevas arritmias o agravar las existentes. También pueden causar palpitaciones, disnea, dolor de pecho, insuficiencia cardíaca y paro cardíaco.

Antiarrítmicos de clase II

Los antiarrítmicos de clase II se componen de antagonistas beta-adrenérgicos o bloqueadores beta-adrenérgicos. Los más utilizados son el Acebutolol, Esmolol y Propranolol.

Farmacodinamia

Los antiarrítmicos de clase II bloquean los sitios receptores beta-adrenérgicos en el sistema de conducción del corazón. Provocando que la capacidad del nódulo SA de detonarse espontáneamente sea más lenta. También se reduce la capacidad del nódulo AV y otras células para recibir y conducir un impulso eléctrico a las células cercanas.

Farmacoterapéutica

Los antiarrítmicos de clase II disminuyen la velocidad ventricular en los pacientes con aleteo auricular, fibrilación auricular y taquicardia auricular paroxística.

Interacciones farmacológicas

  • La administración de antiarrítmicos de clase II con fenotiazinas y otros antihipertensivos aumenta el efecto antihipertensivo.
  • Los efectos de los simpaticomiméticos pueden reducirse cuando se toman con antiarrítmicos de la clase II.
  • La administración con AINE puede causar retención de líquidos.
  • Los bloqueadores betaadrenérgicos con verapamilo pueden deprimir el corazón, causando hipotensión, bradicardia, bloqueo AV y asistolia.
  • Los bloqueadores betaadrenérgicos reducen los efectos de las sulfonilureas.
  • El esmolol aumenta el riesgo de toxicidad de la digoxina.

Reacciones adversas

Arritmias, insuficiencia cardíaca, bradicardia, fatiga, broncoconstricción, hipotensión, náuseas y vómitos.

Antiarrítmicos de clase III

Los antiarrítmicos de clase III se utilizan para tratar arritmias ventriculares. Los fármacos de este grupo son la amiodarona, dofetilida, ibutilida y sotalol.

Farmacodinamia

Suprimen las arritmias por conversión de un bloque unidireccional en uno bidireccional. Retrasan la repolarización y alargan el periodo refractario y la duración del potencial de acción.

Farmacoterapéutica

Se utilizan para tratar arritmias ventriculares. La dofetilida y la ibutilida se utilizan para el aleteo y la fibrilación auricular sintomática. La amiodarona es el fármaco utilizado para la taquicardia y fibrilación ventriculares.

Interacciones farmacológicas

  • La amiodarona aumenta las concentraciones de fenitoína, quinidina y procainamida.
  • La amiodarona incrementa el riesgo de toxicidad de la digoxina.
  • La cimetidina puede aumentar la concentración de amiodarona.
  • Los efectos de la warfarina se mejoran cuando se toma con amiodarona.

Reacciones adversas

  • Pueden agravar arritmias.
  • La amiodarona puede producir hipotensión, bradicardia, náuseas y anorexia, así como toxicidad pulmonar y alteraciones de la visión.
  • La ibutilida puede provocar taquicardia ventricular sostenida, prolongación del intervalo QT, hipotensión y cefalea.
  • El sotalol puede provocar bloqueo AV, arritmias ventriculares, broncoespasmo e hipotensión.

Antiarrítmicos de clase IV

Los antiarritmicos de clase IV se componen de los antagonistas o bloqueadores de los canales de calcio, que son el verapamilo y el diltiazem.

Farmacodinamia

Los antiarrítmicos de clase IV inhiben la afluencia del ion calcio a través de las células cardíacas y del músculo liso, disminuyendo la contractilidad del miocardio y la demanda de oxígeno. También dilatan las arterias coronarias y las arteriolas.

Farmacoterapéutica

Los antiarrítmicos de clase IV se utilizan para aliviar la angina de pecho, reducir la tensión arterial y restaurar el ritmo sinusal.

Interacciones farmacológicas

  • La furosemida forma un precipitado cuando se mezcla con diltiazem inyectable.
  • Los anestésicos pueden potenciar sus efectos.
  • Las concentraciones de ciclosporina pueden incrementarse por el diltiazem.
  • El diltiazem puede aumentar las concentracione sde digoxina.
  • La cimetidina puede inhibir el metabolismo del diltiazem.
  • El propranolol y otros bloqueadores beta-adrenérgicos pueden precipitar una insuficiencia cardíaca con diltiazem.
  • Los antihipertensivos y la quinidina pueden provocar hipotensión cuando se utilizan con verapamilo.
  • La disopiramida, la flecainida y el propranolol y otros bloqueadores beta-adrenérgicos pueden causar insuficiencia cardíaca cuando se utilizan con verapamilo.
  • El verapamilo puede disminuir las concentraciones de litio.
  • La rifampicina puede reducir los efectos del verapamilo.

Reacciones adversas

  • mareo
  • cefalea
  • estreñimiento
  • hipotensión
  • erupciones cutáneas
  • náuseas
  • bloqueo AV
  • fibrilación ventricular
  • insuficiencia cardíaca
  • bradicardia
  • asistolia
  • edema pulmonar

Click aquí para ver cursos online de arritmias con descuento. 

Click aquí para ver cursos online de farmacología con descuento.

Artículos relacionados

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.