Saltar al contenido
Seremos enfermeros

Función inmunológica del timo

17 de noviembre de 2021

La función inmunológica del timo es doble, por un lado el timo produce hormonas: timosina, factor tímico sérico y timopoyetina.

La producción de hormonas no es la única función del timo. La función principal del timo es proveer de linfócitos T inmunocompetentes al sistema inmune, es decir la timopoyesis. Para llevarlo a cabo intervienen los siguientes mecanismos: el de selección positiva y el de selección negativa, así como el reordenamiento genético para la especificidad del TCR.

La selección positiva permite escoger los linfocitos T que van a reconocer a todos los antígenos extraños y ajenos al organismo al mismo tiempo que reconocen pero no reaccionan contra los aloantígenos propios. La selección negativa involucra el proceso mediante el cual los linfocitos T autorreactivos se eliminan por apoptosis. Estos mecanismos de selección se producen en el microambiente generado por las células epiteliales y participan moléculas de clases I y II del complejo mayor de histocompatibilidad.

Los linfocitos T se originan en la médula ósea y llegan al timo como células inmaduras, incapaces de realizar su función inmunológica. En este estadio de diferenciación su superficie no reacciona con anticuerpos monoclonales anti-CD4 ni anti-CD8 pero si tienen el marcador CD3 el cual permanece siempre independiente del estado de maduración o competencia de los linfocitos T. Las células en este estadio se conocen como doble negativas, es decir, carecen de los marcadores CD4 y CD8, son pluripotenciales, tienen el marcador CD34 y predominman en la corteza de los lobulillos tímicos.

Estas células T inmaduras luego se modifican y se diferencian de manera paulatina en linfocitos T doble positivos para finalmente madurar a linfocitos simples con un solo marcador, ya sea CD4 o CD8, ya son inmunocompetentes y están listos para abandonar el timo y circular a los órganos secundarios o periféricos.

Más del 90% de los linfocitos T o timocitos muere por apoptosis dentro del timo. El resto ya maduro deja el timo y a través de la circulación llega a los órganos linfoides periféricos, donde se encontrará con los antígenos e iniciará su etapa de diferenciación dependiente de antígeno.

El receptor para el antígeno de los linfocitos T o TCR es el responsable de la especificidad de las clonas de estas células.

Alteraciones del timo

La falta congénita del timo o aplasia tímica se conoce con el nombre de síndrome de DiGeorge. Provoca una inmunodeficiencia primaria, como consecuencia, la susceptibilidad a ciertas infecciones y enfermedades se incrementa.

Por otro lado, la miastenia gravis también se relaciona con problemas en el timo. Es una enfermedad autoinmune que produce debilidad muscular y se manifiesta por ptosis palpebral, astenia y dificultad para hablar. El 70% de los pacientes con miastenia gravis presentan hiperplasia del timo y al extirparse el timo se resuelve la enfermedad.

Por último, también pueden verse tumores en el timo, la mayoría benignos pero también pueden ser malignos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.