Saltar al contenido
Seremos enfermeros

Hipernatremia

19 de marzo de 2022

La hipernatremia es la concentración sérica de sodio superior a 145 mEq/L. Puede ser debida a un aumento del sodio fuera de proporción con los líquidos o a una pérdida de agua que excede a la del sodio.

Cuando se pierde agua, el paciente pierde más agua que sodio, en consecuencia, su concentración de sodio en suero aumenta y esta concentración excesiva extrae líquido de la célula.

Fisiopatología de la hipernatremia

Una causa común de hipernatremia es la privación hídrica en pacientes que no pueden responder a la sed. La administración de alimentaciones enterales hipertónicas sin complementos apropiados de agua conducen a hipernatremia, y lo mismo ocurre con la diarrea acuosa y las pérdidas insensibles de agua considerables.

La diabetes insípida puede causar hipernatremia si el paciente no percibe la sed o no es capaz de responder a ella o si hay una restricción hídrica excesiva.

Otras causas menos frecuentes de hipernatremia son el golpe de calor, el casiahogamiento en agua salada y el mal funcionamiento de los sistemas de hemodiálisis o diálisis peritoneal.

La administración intravenosa de solución salina hipertónica o el uso excesivo de bicarbonato de sodio también causa hipernatremia.

Manifestaciones clínicas de la hipernatremia

Las manifestaciones clínicas de la hipernatremia se deben al incremento de la osmolalidad plasmática secundaria al aumento de la concentración de sodio en el plasma.

El agua se desplaza hacia afuera de la célula y pasa al líquido extracelular, causando deshidratación celular y un líquido extracelular más concentrado.

La deshidratación suele pasar inadvertida como causa de cambios conductuales y del estado mental en pacientes ancianos. La temperatura corporal puede aumentar levemente, pero regresa a valores normales después de corregir la hipernatremia.

Una característica importante de la hipernatremia es la sed.

Valoración y hallazgos

En la hipernatremia, la concentración sérica de sodio excede de 145 mEq/L y la osmolalidad sérica supera los 300 mOsm/kg.

La densidad y la osmolalidad urinarias se incrementan al tiempo que los riñones intentan conservar agua.

Tratamiento de la hipernatremia

El tratamiento de la hipernatremia consiste en la reducción gradual de la concentración sérica de sodio con la infusión de una solución electrolítica hipotónica o una solución isotónica distinta a la salina.

La concentración sérica de sodio se reduce a una velocidad máxima de 0,5-1 mEq/L/h para permitir un periodo suficiente para el reajuste por difusión a través de los compartimentos de líquidos.

Puede prescribirse acetato de desmopresina, una hormona antidiurética sintética, para tratar la diabetes insípida cuando sea la causa de hipernatremia.

Atención de enfermería

Las pérdidas y ganancias hídricas deben vigilarse en pacientes con riesgo de hipernatremia. Como enfermeros, debemos valorar pérdidas anómalas de agua o una ingesta baja, así como las ganancias considerables de sodio.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.