Saltar al contenido
Seremos enfermeros

Lesiones al nacer y traumatismos en el parto

30 de enero de 2021

En un parto, siempre hay riesgo de que se produzcan lesiones al nacer. Se define el trauma obstétrico como las lesiones producidas en el feto durante el parto. Estas lesiones son provocadas por fuerzas mecánicas que producen hemorragia, edema o rotura de tejidos. Es importante recalcar que pueden ocurrir aún haciendo un manejo obstétrico óptimo.

Factores predisponentes:

  • Parto prolongado
  • Desproporción cefalopélvica
  • Distocias
  • Prematuridad
  • Presentaciones fetales anormales
  • Macrosomía

Tipos de lesiones al nacer

Traumatismos cutáneos

Los traumatismos cutáneos son los que afectan a la piel o al tejido subcutáneo. Se producen más frecuentemente en partos distócicos secundarios a desproporción cefalopélvica o en parto por fórceps. Las zonas más afectadas son el sitio de aplicación de los fórceps y en la zona de presentación.

Suelen ser heridas superficiales que se curan en pocos días.

La equimosis y hematomas también son frecuentes después de partos traumáticos y en presentaciones podálica y de cara. Se da más en prematuros, sobre todo en trabajos de parto rápidos. Si son muy extensas pueden producir anemia e ictericia.

En caso de cesárea, pueden producirse laceraciones debidas a cortes con el bisturí. Más frecuente en el cuero cabelludo y en nalgas. Será necesario suturar si son muy profundas.

Pueden aparecer petequias en la piel del recién nacido en caso de parto difícil y en presentación podálica, así como también cuando hay circular del cordón. Son causadas por un brusco aumento de la presión intratorácica y venosa durante el paso del tórax a través del canal de parto.

La necrosis grasa subcutánea es una lesión indurada de la piel y tejidos adyacentes, irregular. Suele ocurrir en partos con fórceps o en partos prolongados. Suele verse sobre el sexto día de vida y no requiere tratamiento.

Traumatismos osteocartilaginosos

Caput succedaneum: esta lesión es muy frecuente. Es un edema mal delimitado en la zona de presentación en los partos cefálicos. Es una acumulación de suero y sangre y se produce por la alta presión que ejercen las paredes vaginales.

El cefalohematoma subperióstico es una acumulación de sangre bajo el periostio del cráneo. Se produce por ruptura de vasos sanguíneos durante el parto a causa del trauma repetido de la cabeza contra la pelvis de la madre o por el uso de fórceps. Aparece horas después de nacer y puede producir una fractura del cráneo (poco frecuente).

Fracturas de la bóveda craneal: es una complicación rara ya que los huesos del recién nacido aún no están muy mineralizados. No suele tener complicaciones pero hay que vigilar la presencia de fragmentos óseos en el encéfalo, signos de hipertensión craneal o déficit neurológico. En este caso, puede ser necesaria neurocirugía.

Fractura de clavícula: es la fractura más frecuente y suelen ser fracturas “en tallo verde” Se deben a la retención de hombros durante el parto. Suele ser asintomática y se detecta por la aparición del callo de fractura sobre la semana de nacer. Si la fractura es completa, el brazo afectado estará inmóvil y con dolor a la movilización pasiva.

Fractura de húmero: ocurre por retención de hombros en presentación de vértice o la extensión de los brazos en presentación podálica. Suele ser en tallo verde.

Fractura de fémur: Es poco frecuente y ocurre en el parto de nalgas al traccionar de las piernas.

Fracturas de columna vertebral: son muy poco frecuentes y se producen en la distocia de hombros, en el parto de nalgas y en la rotación con fórceps en las posiciones occipitotransversas.

Se asocian a lesión medular con edema, hemorragia y sección medular. Puede causar la muerte del recién nacido. En presentación cefálica la lesión se suele producir a nivel cervical superior y en la presentación podálica en la altura de C6-C7. La lesión cervical alta suele causar la muerte y la baja produce cuadriplejía, dificultad respiratoria y retención urinaria. Tiene mal pronóstico.

Traumatismos de los órganos

Pueden ocurrir en cualquier órgano abdominal aunque es más frecuente en el hígado, bazo y suprarrenal.

Traumatismos del sistema nervioso central

En este caso hablamos de hemorragias intracraneales y suelen ser muy graves. Hay diversos tipos según la localización:

  • Hemorragia subaracnoidea: es la más frecuente. En el parto a término es por causa traumática y en el prematuro, por hipoxia o trauma. Normalmente es asintomática. A veces causa convulsiones a las 24-48h.
  • Hemorragia subdural: Se produce en partos rápidos en primíparas, en partos difíciles con aplicación de fórceps altos o en recién nacidos grandes.
  • Hemorragia cerebelosa: muy poco frecuente. Aparece en prematuros nacidos con parto traumático. Cursa con apnea progresiva, caída del hematócrito y muerte.
  • Hemorragia epidural: cursa con anemia, aumento de la presión intracraneal y síntomas neurológicos focales.

Si te interesa el tema de lesiones al nacer puedes leer más en este artículo. 

Puede interesarte este post sobre asfixia natal. 

Cursos online relacionados



Artículos relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios (2)

[…] El uso de dispositivos para el parto vaginal instrumentado puede causar lesiones al nacer, puedes le… […]

Responder

[…] Lesiones al nacer […]

Responder