Saltar al contenido
Seremos enfermeros

Métodos de aplicación de calor

19 de octubre de 2021

La aplicación de calor puede producir un efecto analgésico. Se aplica para los trastornos musculoesqueléticos y neuromusculares. El calor produce un efecto de relajación y una disminución de la tensión en el músculo esquelético.

Efectos de la aplicación de calor

  • Aumenta la temperatura local de la superficie
  • Disminuye espasmo muscular
  • Aumenta el metabolismo basal
  • Disminuye el tono muscular
  • Aumenta el flujo sanguíneo hacia la zona donde la temperatura se ha elevado.
  • Aumenta la elasticidad de los músculos y ligamentos.
  • Aumenta el drenaje venoso y linfático.
  • Aumenta la actividad refleja de los axones de nervios simpáticos.

Métodos de aplicación de calor superficial

Compresas químicas: son bolsas de lona que contienen gel de sílice, arena o semillas de mostaza. Se calientan en un compresor a una temperatura de unos 70º, que se mantiene fuera unos 30 minutos.

Fluidoterapia: se utiliza en extremidades, las cuales permanecen en reposo dentro de una tina a una temperatura entre 43-55º durante unos 20 minutos.

Bolsas de agua caliente: consiste en llenar una bolsa especial de agua caliente. Su temperatura variará en función de la temperatura del agua.

Parafina: se utiliza para patologías de la mano o del pie. Se e introduce 8-10 veces en el contenedor de parafina hasta formar un guante o bota. Después se envuelve con una bolsa de plástico y una toalla para conservar el calor. El tratamiento dura unos 15-30 minutos.

Cojín eléctrico: funciona con electricidad y produce calor seco. Puede producir quemaduras si se deja mucho rato.

Métodos de aplicación de calor profundo

Ultrasonido: consiste en un aparato de ultrasonido formado por un cabezal y un transductor. Se puede utilizar de dos formas:

  • Técnica móvil: el transductor se desplaza lentamente aplicando previamente un acoplador, se desliza de forma longitudinal, circular, en forma de estrella y sobre trayecto muscular.
  • Técnica estática: se utiliza en zonas pequeñas o en puntos gatillo. El transductor no se mueve y la intensidad es pulsátil.

Diatermia: son las radiaciones electromagnéticas en la gama de frecuencia de 3 kHz a 300 mHz. Se utiliza como método de calentamiento profundo. La producción de calor se basa en la vibración de las moléculas orgánicas y de agua, al ser sometidas a microondas de determinada frecuencia. La fricción producida entre moléculas en vibración genera calor. Técnicas de aplicación:

  • Longitudinal: los electrodos se colocan al inicio y al final de una extremidad o segmentos de origen e inserción muscular. Se utiliza en trayectos nerviosos.
  • Transversal: los electrodos se colocan en caras opuestas de una zona a tratar.
  • Coplanar: los electrodos se colocan uno al lado del otro, sobre el mismo plano.

Cursos online recomendados

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.