Saltar al contenido
Seremos enfermeros

Monitorización de la presión intracraneal

17 de noviembre de 2021

En la monitorización de la presión intracraneal o PIC, se mide la presión ejercida por el encéfalo, la sangre y el líquido cefalorraquídeo contra el interior del cráneo.

Se realiza la monitorización de la presión intracraneal por los siguientes motivos:

  • Lesiones ocupantes del espacio
  • Lesión cerrada de la cabeza con déficit neurológico grave
  • Sobreproducción o absorción deficiente de líquido cefalorraquídeo (hidrocefalia)
  • Hemorragia cerebral

Tipos de monitorización de la presión intracraneal

Monitorización con catéter intraventricular

La monitorización con catéter intraventricular se utiliza para monitorizar la PIC directamente. Se inserta un catéter de polietileno o goma de silicona en los ventrículos laterales a través de un orificio de trepanación.

Aunque este método es más exacto para medir la presión intracraneal, el riesgo de infección es mayor. Es el único método de monitorización de la PIC que permite la evaluación de la distensibilidad cerebral y el drenaje significativo de líquido cefalorraquídeo.

Contraindicaciones: estenosis de los ventrículos cerebrales, aneurismas cerebrales en la vía de colocación del catéter y sospecha de lesiones vasculares.

Monitorización con perno subaracnoideo

Implica la inserción de un perno especial en el espacio subaracnoideo a través de un orificio de trepanación en el frente del cráneo, por detrás de la línea del cabello.

Este método es más fácil que el catéter intraventricular y conlleva un menor riesgo de infección del parénquima ya que el perno no penetra al cerebro.

Monitorización con sensor epidural o subdural

La presión intracraneal también puede ser monitorizada desde el espacio subdural o epidural. Para la monitorización epidural, se inserta un sensor de fibra óptica en el espacio epidural a través de una trepanación.

Tiene la desventaja de ser una medida menos exacta ya que no mide directamente un espacio lleno de líquido cefalorraquídeo.

Para la monitorización subdural, un catéter de fibra óptica con un transductor en la punta se tuneliza a través de una trepanación y se coloca en el tejido encefálico bajo la duramadre.

Monitorización intraparenquimatosa

Se inserta un catéter a través de un perno subaracnoideo y después de perforar la duramadre, se avanza el catéter unos pocos centímetros en la sustancia blanca del encéfalo.

Este método no proporciona un acceso directo al líquido cefalorraquídeo, pero las mediciones son exactas debido a que la presión del tejido encefálico se correlaciona con las presiones ventriculares.

Este método puede utilizarse en pacientes con ventrículos comprimidos o desplazados.

Cursos online recomendados

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.