Saltar al contenido
Seremos enfermeros

NIC 0466 Administración de enema

17 de marzo de 2021

NIC 0466 Administración de enema: instilación de una solución en el aparato digestivo inferior.

Actividades:

  • Determinar la razón para la administración del enema (p. ej., limpieza gastrointestinal, administración de medicación, reducción de una distensión).
  • Verificar la orden del médico para el enema y la ausencia de cualquier contraindicación (p. ej., glaucoma e hipertensión intracraneal).
  •  Explicar el procedimiento al paciente o a la familia, incluida las sensaciones previsibles durante y después del procedimiento (p. ej., distensión y necesidad urgente de defecar).
  • Obtener y montar el equipo específico para el tipo de enema
  • Proporcionar intimidad.
  • Ayudar al paciente a colocarse en la posición adecuada (p. ej., decúbito lateral izquierdo con la rodilla derecha flexionada en los adultos y decúbito supino para los niños).
  • Colocar paños impermeables o absorbentes bajo las caderas y las nalgas.
  • Cubrir al paciente con una manta de baño, dejando sólo la zona rectal descubierta.
  • Comprobar que la solución de irrigación está a la temperatura adecuada.
  • Indicar al paciente que exhale antes de insertar la solución.
  • Insertar la punta lubricada del recipiente de la solución o el tubo en el recto, angulando la punta hacia el ombligo e insertando la longitud adecuada según la edad del paciente.
  • Comprimir el frasco hasta que toda la solución haya entrado en el recto y el colon.
  • Determinar la altura apropiada de la bolsa del enema, del volumen de la solución, del flujo de instilación y de manipulación del tubo.
  • Indicar al paciente que retenga el líquido hasta que tenga una sensación urgente de defecar, ayudándose de apretar las nalgas, si es preciso.
  • Proporcionar una cuña, un retrete portátil o un acceso fácil al aseo.
  • Monitorizar las características de las heces y de la solución (p. ej., color, cantidad y aspecto).
  • Monitorizar la respuesta del paciente al procedimiento, incluidos los signos de intolerancia (p. ej., rectorragia, distensión y dolor abdominal), diarrea, estreñimiento e impactación fecal.
  • Ayudar al paciente en el lavado perineal.
  • Proporcionar instrucciones al paciente, al cuidador o al personal auxiliar no colegiado sobre la administración de enemas.
  • Instruir sobre los signos que requieren interrumpir el procedimiento e informar al profesional sanitario (p. ej., palpitaciones, diaforesis, palidez y disnea)

Cursos online recomendados:

Contenido relacionado:

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.