Saltar al contenido
Seremos enfermeros

NIC 0846 Cambio deposición: silla de ruedas

12 de septiembre de 2022

Definición NIC 0846 Cambio deposición: silla de ruedas: Colocación de un paciente en una silla de ruedas correctamente seleccionada para aumentar la comodidad,
favorecer la integridad de la piel y fomentar la independencia.

Actividades

• Seleccionar la silla de ruedas apropiada para el paciente: normalpara adulto, semirreclinable, totalmente reclinable, para amputado, extraancha, estrecha.
• Seleccionar una silla de ruedas con el asiento cercano al suelo para los pacientes que se desplazan propulsándose con los pies.
• Seleccionar un cojín hecho a medida según las necesidades del paciente.
• Utilizar una mecánica corporal correcta al colocar al paciente,
• Comprobar la posición del paciente en la silla de ruedas mientras el paciente se sienta en el cojín seleccionado y con el calzado adecuado.
• Colocar la pelvis en el medio y lo más hacia atrás que sea posible en el asiento.
• Comprobar que las crestas ilíacas están a nivel y alineadas de lado a lado.
• Asegurarse de que quede un espacio de al menos 5-8 cm a cada lado de la silla.
• Asegurarse de que la silla de ruedas permite un espacio de al menos 5-8 cm desde la parte posterior de la rodilla hasta la parte frontal del cabestrillo del asiento.
• Comprobar que el reposapiés está a una distancia de al menos 5 cm del suelo.
• Mantener el ángulo de las caderas a 100°, las rodillas a 105° y los tobillos a 90°, con el talón reposando plano en el reposapiés.
• Medir la distancia que va desde el cojín hasta justo por debajo del codo, sumar 2,5 cm y ajustar los apoyabrazos a esta altura.
• Ajustar el respaldo de forma que proporcione la cantidad necesaria de apoyo, normalmente de 10 a 15° desde la vertical.
• Inclinar el asiento 10° hacia la espalda.
• Colocar las piernas en una posición tal que se encuentren a 20° de la vertical.
• Observar si el paciente es incapaz de mantener la postura correcta en la silla de ruedas.
• Controlar los efectos de la sedestación prolongada (p. ej., úlceras por presión, roturas cutáneas, hematomas, contracturas, molestias, incontinencia, aislamiento social, caídas).

• Realizar las modificaciones o aplicar accesorios en la silla de ruedas para corregir los problemas del paciente o la debilidad muscular.
• Aplicar elementos almohadillados u otras mejoras (p. ej., respaldos contorneados almohadillados, apoyos almohadillados
para las piernas, reposabrazos, bandejas almohadilladas) para los pacientes con necesidades especiales.
• Facilitar frecuentemente pequeños cambios de la carga corporal.
• Determinar el período de tiempo adecuado de permanencia en la silla por parte del paciente, en función de su estado de salud.
• Enseñar al paciente a pasar de la cama a la silla de ruedas, si es adecuado.
• Proporcionar un trapecio o una tabla deslizante para ayudar en la transferencia, según corresponda.
• Enseñar al paciente a manejar la silla de ruedas, según corresponda.
• Enseñar al paciente ejercicios para aumentar la fuerza de la parte superior del cuerpo, si está indicado.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.