Saltar al contenido
Seremos enfermeros

NIC 1805 Ayuda con el autocuidado: AIVD

1 de agosto de 2022

Definición NIC 1805 Ayuda con el autocuidado: AIVD: Ayudar y enseñar a una persona a realizar la actividades instrumentales de la vida diaria (AIVD) necesarias para funcionar en el hogar o en la comunidad.

Actividades NIC 1805 Ayuda con el autocuidado: AIVD

• Determinar las necesidades de ayuda del individuo con las actividades instrumentales de la vida diaria (p. ej., realizar la compra, cocinar, tareas domésticas, lavar la ropa, utilizar transporte público, manejar dinero, manejar medicamentos, comunicarse y administrar el tiempo).
• Determinar las necesidades de cambios relacionados con la seguridad en el hogar (p. ej., ensanchar los marcos de las puertas para permitir el acceso de la silla de ruedas al cuarto de baño, sacar las alfombrillas).
• Determinar las necesidades de mejoras en el hogar para contrarrestar las discapacidades (p. ej., poner números grandes en
el teléfono, subir el volumen del timbre del teléfono, colocar la lavadora y otros electrodomésticos en la planta principal, poner barandillas laterales en el vestíbulo, barras para asirse en los cuartos de baño).
• Proporcionar formas de contactar con personal que suministre ayuda y apoyo (p. ej., número de ayuda a ancianos, lista de números de teléfonos de la policía, bomberos, centro de toxicología y centros de ayuda).
• Enseñar al individuo métodos alternativos de transporte (p. ej., autobuses y sus horarios, taxis, transporte urbano o regional para discapacitados).
• Proporcionar técnicas que fomenten las capacidades cognitivas (p. ej., calendarios actuales, listas claramente legibles y
comprensibles de las horas de medicación, relojes fácilmente visibles).
• Conseguir mejoras en el transporte que contrarresten las discapacidades (p. ej., controles manuales en los coches, espejo
retrovisor más ancho), según corresponda.
• Conseguir herramientas de ayuda en las actividades cotidianas (p. ej., para coger objetos de los armarios de la cocina, armarios roperos, de la parte alta de las estanterías, de la nevera y para hacer funcionar aparatos domésticos como hornos y el microondas).
• Determinar los recursos económicos y las preferencias personales respecto a las modificaciones en el hogar o en el coche.
• Enseñar al individuo a vestir ropa con mangas cortas o ajustadas al cocinar.

• Comprobar la idoneidad de la iluminación, especialmente en las zonas de trabajo (p. ej., cocina, cuarto de baño) y por la
noche (p. ej., adecuación de la colocación de las luces nocturnas).
• Enseñar al individuo a no fumar en la cama o mientras está reclinado o después de tomar medicación que altere la concentración.
• Comprobar la presencia de equipo de seguridad en el hogar (p. ej., detectores de humo, detectores de monóxido de carbono, extintores de incendios, fijar el agua caliente a 49 °C).
• Determinar si los ingresos mensuales del individuo son suficientes para cubrir los gastos habituales.
• Conseguir mecanismos o técnicas de seguridad visual (p. ej., pintar los bordes de los escalones de color amarillo brillante,
arreglar el suelo para que sea seguro al andar, reducir el desorden en los lugares de paso, instalar superficies antideslizantes en las bañeras/duchas).
•  Ayudar al individuo a establecer métodos y rutinas para cocinar, limpiar y comprar.
• Enseñar al individuo y al cuidador lo que deben hacer en caso de que se sufra una caída o cualquier otra lesión (p. ej., qué hacer, cómo acudir a los servicios de urgencias, cómo prevenir más lesiones).
• Determinar si la capacidad física o cognitiva es estable o disminuye y si responde a los cambios realizados.
• Consultar con el terapeuta ocupacional y/o fisioterapeuta cómo tratar la discapacidad física.
•  Enseñar a los asistentes del hogar a realizar los preparativos de las tareas de manera que el individuo pueda completarlas
(p. ej., cortar las verduras de manera que el individuo pueda cocinarlas, colocar la ropa en un sitio fácil de alcanzar, desempaquetar las provisiones en los armarios de la cocina para su almacenaje).
• Proporcionar un recipiente adecuado para los objetos cortantes usados, según corresponda.
• Enseñar al individuo cómo guardar de manera adecuada y segura los medicamentos.
• Enseñar al individuo el uso adecuado del equipo de control (p. ej., mecanismos de control de la glucosa, lancetas)

• Enseñar al individuo los métodos adecuados de colocar apósitos en las heridas y de desechar los apósitos sucios.
• Verificar que el individuo es capaz de abrir los envases de los medicamentos.
• Remitir a servicios familiares/comunitarios, si es necesario

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.