Saltar al contenido
Seremos enfermeros

NIC 2400 Asistencia en la analgesia controlada por el paciente

14 de abril de 2022

Definición NIC 2400 Asistencia en la analgesia controlada por el paciente: facilitar el control por parte del paciente de la administración y regulación de los analgésicos.

Actividades NIC 2400 Asistencia en la analgesia controlada por el paciente

• Colaborar con los médicos, el paciente y la familia en la selección del tipo de narcótico que ha de utilizarse.
• Recomendar la administración de aspirinas y antiinflamatorios no esteroideos junto con los narcóticos, según corresponda.
• Recomendar la interrupción de la administración de opiáceos por otras vías.
• Evitar el uso de hidrocloruro de meperidina.
• Asegurarse de que el paciente no sea alérgico al analgésico que ha de administrarse.
• Enseñar al paciente y a la familia a valorar la intensidad, calidad y duración del dolor.
• Enseñar al paciente y a la familia a vigilar la frecuencia cardíaca y la presión arterial.
• Establecer acceso nasogástrico, venoso, subcutáneo o raquídeo, según corresponda.
• Confirmar que el paciente puede utilizar un dispositivo de ACP: es capaz de comunicarse, comprender explicaciones y seguir instrucciones.
• Colaborar con el paciente y la familia para seleccionar el tipo de dispositivo de infusión controlado adecuado para el paciente.
• Enseñar al paciente y a la familia la utilización del dispositivo de ACP.
• Ayudar al paciente y a la familia a calcular la concentración correcta del fármaco en el líquido, considerando la cantidad de
líquido aportado cada hora por el dispositivo de ACP.
• Ayudar al paciente o a un miembro de la familia a administrar un bolo adecuado que lleve la dosis del analgésico.
• Enseñar al paciente y a la familia a establecer una frecuencia de infusión basal correcta en el dispositivo de ACP.
• Ayudar al paciente y a la familia a establecer un intervalo de desactivación del dispositivo de ACP.
• Ayudar al paciente y a la familia a ajustar las dosis correctas de demanda en el dispositivo de ACP.

•Consultar con el paciente, la familia y el médico para ajustar el intervalo de desactivación, la frecuencia basal y la dosis de
demanda, de acuerdo con la capacidad de respuesta del paciente.
•Enseñar al paciente a ajustar las dosis al alza o a la baja, dependiendo de la frecuencia respiratoria, la intensidad del dolor y la calidad del dolor.
•Explicar al paciente y a la familia la acción y los efectos secundarios de los analgésicos.
•Registrar el dolor del paciente, la cantidad y frecuencia de la dosis del fármaco, y la respuesta al tratamiento del dolor en un
diagrama de flujo del dolor.
•Monitorizar estrechamente la aparición de depresión respiratoria en los pacientes de riesgo (p. ej., mayores de 70 años, antecedentes de apnea del sueño, uso simultáneo de ACP con un depresor del sistema nervioso central, obesidad, cirugía abdominal alta o torácica y bolo de ACP mayor de 1 mg, antecedentes de insuficiencia renal, hepática, respiratoria o cardíaca).
•Recomendar un régimen intestinal para evitar el estreñimiento.
•Consultar con los expertos de la unidad del dolor, si el paciente presenta dificultad para controlar el dolor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.