Saltar al contenido
Seremos enfermeros

NIC 3160 Aspiración de las vías aéreas

20 de abril de 2022

Definición NIC 3160 Aspiración de las vías aéreas: extracción de secreciones de las vías aéreas mediante la introducción de una sonda de aspiración en la vía aérea oral, nasofaríngea o traqueal del paciente.

Actividades NIC 3160 Aspiración de las vías aéreas

• Realizar el lavado de manos.
• Usar precauciones universales.
• Usar el equipo de protección personal (guantes, gafas y mascarilla) que sea adecuado.
• Determinar la necesidad de la aspiración oral y/o traqueal.
• Auscultar los sonidos respiratorios antes y después de la aspiración.
• Informar al paciente y a la familia sobre la aspiración.
• Aspirar la nasofaringe con una jeringa de tipo pera o con un dispositivo de aspiración, según corresponda.
• Proporcionar sedación, según corresponda.
• Insertar una vía aérea nasal para facilitar la aspiración nasotraqueal, según corresponda.
• Enseñar al paciente a realizar varias respiraciones profundas antes de la succión nasotraqueal y utilizar oxígeno suplementario, según corresponda.
• Hiperoxigenar con oxígeno al 100%, durante al menos 30 segundos mediante la utilización del ventilador o bolsa de reanimación manual antes y después de cada pasada.
• Hiperinsuflar con niveles de volumen corriente ajustados al tamaño del paciente, según corresponda.
• Utilizar aspiración de sistema cerrado, según esté indicado.
• Utilizar equipo desechable estéril para cada procedimiento de aspiración traqueal.
• Seleccionar una sonda de aspiración que sea la mitad del diámetro interior del tubo endotraqueal, cánula de traqueostomía o vía aérea del paciente.
• Enseñar al paciente a respirar lenta y profundamente durante la inserción del catéter de aspiración por vía nasotraqueal.
• Dejar al paciente conectado al ventilador durante la aspiración, si se utiliza un sistema de aspiración traqueal cerrado o un adaptador de dispositivo de insuflar oxígeno.
• Utilizar la mínima cantidad de aspiración, cuando se utilice un aspirador de pared, para extraer las secreciones (80-120 mmHg para los adultos).
• Monitorizar la presencia de dolor.
• Monitorizar el estado de oxigenación del paciente (niveles de Sa02 y Sv02), estado neurológico (p. ej., nivel de conciencia, PIC,presión de perfusión cerebral [PPC]) y estado hemodinámico (nivel de PAM y ritmo cardíaco) inmediatamente antes, durante y después de la succión.
• Basar la duración de cada pasada de aspiración traqueal en la necesidad de extraer secreciones y en la respuesta del paciente a la aspiración.
• Aspirar la orofaringe después de terminar la succión traqueal.
• Limpiar la zona alrededor del estoma traqueal después de terminar la aspiración traqueal, según corresponda.
• Detener la aspiración traqueal y suministrar oxígeno suplementario si el paciente experimenta bradicardia, un aumento de las extrasístoles ventriculares y/o desaturación.
• Variar las técnicas de aspiración en función de la respuesta clínica del paciente.
• Controlar y observar el color, cantidad y consistencia de las secreciones.
• Enviar las secreciones para su cultivo y antibiograma, según corresponda.
• Enseñar al paciente y/o a la familia a succionar la vía aérea, si resulta adecuado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.