Saltar al contenido
Seremos enfermeros

NIC 6403 Apoyo en la protección contra abusos: pareja

13 de marzo de 2022

Definición NIC 6403 Apoyo en la protección contra abusos: pareja: identificación de las relaciones de dependencia domésticas de alto riesgo y de las acciones para prevenir que se inflija un mayor daño físico, sexual o emocional o la explotación de uno de los miembros de la pareja.

Actividades NIC 6403 Apoyo en la protección contra abusos: pareja

Investigar si existen factores de riesgo asociados con el abuso doméstico (p. ej., historial de violencia doméstica, abusos, rechazo, exceso de crítica o sentimientos de inutilidad y falta de amor; dificultad para confiar en los demás o sentimientos de falta de aprecio de los demás; sensación de que la solicitud de ayuda constituye un indicio de incompetencia personal; necesidad elevada de cuidado físico; muchas responsabilidades de cuidado familiar; consumo de sustancias; depresión; enfermedades psiquiátricas graves; aislamiento social; mala relación entre los miembros de la pareja; muchos matrimonios; embarazo; pobreza; desempleo; dependencia económica; falta de hogar; infidelidad; divorcio, o muerte de un ser querido).

Investigar si existen síntomas de abuso doméstico (p. ej., numerosas lesiones accidentales, múltiples síntomas somáticos, dolor abdominal crónico, cefaleas crónicas, dolor pélvico, ansiedad, depresión, síndrome de estrés postraumático y otras alteraciones psiquiátricas).

Observar si hay signos y síntomas de abuso físico (p. ej., numerosas lesiones en distintas etapas de curación, laceraciones,
hematomas o contusiones sin explicación, zonas sin cabellos en la cabeza, marcas de ataduras en las muñecas o tobillos; contusiones «defensivas» en los antebrazos y marcas de mordeduras humanas).

Observar si hay signos y síntomas de abuso sexual (p. ej., presencia de semen o de sangre seca, lesiones en los genitales externos, enfermedades de transmisión sexual, o comportamiento dramático o cambios de salud de etiología indeterminada).

Observar si hay signos y síntomas de abuso emocional (p. ej., baja autoestima, depresión, humillación y sentimientos de derrota; comportamiento demasiado precavido respecto a la pareja; autoagresión o actitudes suicidas).

Observar si hay signos y síntomas de explotación (p. ej., provisión inadecuada de las necesidades básicas cuando se dispone de recursos adecuados, privación de posesiones personales, pérdida inexplicada de la ayuda social, falta de conocimiento de las finanzas personales o asuntos legales).

Documentar la evidencia de abusos físicos o sexuales utilizando herramientas estandarizadas de valoración y fotografías.

Escuchar atentamente a la persona que empieza a hablar acerca de sus propios problemas.

Identificar incongruencias en la explicación de la causa de las lesiones.

Determinar la correlación entre el tipo de lesión y la descripción de la causa.

Entrevistar al paciente y/o a alguna otra persona que conozca la situación acerca del presunto abuso en ausencia de la pareja.

Alentar el ingreso del paciente para una mejor observación y estudio, cuando corresponda.

Observar las interacciones de la pareja y registrarlas, cuando corresponda (p. ej., registrar las horas y la duración de las visitas de la pareja durante la hospitalización, reacciones débiles o exageradas por parte de la pareja).

Observar si el individuo muestra una excesiva sumisión, tal como someterse de forma pasiva a los procedimientos del hospital.

Observar si hay un deterioro progresivo del estado físico y/o emocional de los individuos.

Observar si se repiten las visitas a clínicas, urgencias o consultas al médico por problemas leves.

Establecer un sistema para marcar las historias clínicas individuales cuando se sospecha que existen abusos.

Proporcionar afirmaciones positivas sobre la valía.

Animar la expresión de preocupaciones y sentimientos, incluidos el miedo, culpabilidad, vergüenza y autoculpabilidad.

Proporcionar apoyo para que las víctimas tomen medidas y realicen cambios para evitar represalias posteriores.

Ayudar a los individuos y a sus familias a desarrollar estrategias de afrontamiento frente a situaciones estresantes.

Ayudar a los individuos y a sus familias a evaluar objetivamente los puntos fuertes y débiles de las relaciones.

Remitir a los individuos con riesgo de abuso o a aquellos que los hayan sufrido a especialistas y servicios apropiados (p. ej., servicios de salud pública, servicios sociales, asesoramiento, asistencia legal).

Remitir al cónyuge que abusa a especialistas y servicios apropiados.

Proporcionar información confidencial respecto a los albergues para personas que sufren violencia doméstica, según corresponda.

Iniciar el desarrollo de un plan de seguridad para utilizar si la violencia se intensifica.

Informar de cualquier situación donde se sospeche de abuso de acuerdo con las leyes de denuncia obligatoria.

Iniciar programas de educación de la comunidad diseñados para disminuir la violencia.

Observar el uso de recursos de la comunidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.