Saltar al contenido
Seremos enfermeros

NIC 6404 Apoyo en la protección contra abusos: ancianos

23 de noviembre de 2021

Definición NIC 6404 Apoyo en la protección contra abusos: ancianos: identificación de las relaciones de ancianos dependientes de alto riesgo y de las acciones para evitar posibles daños físicos, sexuales o emocionales, el abandono de las necesidades vitales básicas o la explotación.

Actividades NIC 6404 Apoyo en la protección contra abusos: ancianos

• Identificar a los pacientes ancianos que se vean a sí mismos como dependientes de cuidadores debido a un estado de salud
deteriorado, deterioro funcional, recursos económicos limitados, depresión, consumo de sustancias, o falta de conocimiento acerca de recursos y alternativas de cuidados disponibles.
• Identificar las medidas para los cuidados que se han realizado o que continúan bajo coacción con sólo una consideración mínima de las necesidades de cuidados del anciano (p. ej., capacidad, características y responsabilidades competentes de los cuidadores, necesidad de acomodación ambiental, y el historial y calidad de las relaciones entre el anciano y los cuidadores).
• Identificar las situaciones de crisis en la familia que puedan desencadenar el abuso, como la pobreza, el desempleo, el divorcio, la falta de hogar o la muerte de un ser querido).

• Determinar si el paciente mayor y el cuidador disponen de una red de apoyo social funcional para ayudar al paciente a realizar las actividades de la vida diaria y obtener cuidados sanitarios, transporte, terapia, medicinas, información de recursos comunitarios, asesoramiento financiero y ayuda con los problemas personales.
• Identificar a los pacientes ancianos que dependan de un solo cuidador o unidad familiar para disponer de asistencia y control de unos cuidados físicos amplios.
• Identificar a los cuidadores que muestren una salud física o mental disminuida (p. ej., consumo de sustancias, depresión,
fatiga, lesiones de espalda ocasionadas por levantar objetos sin ayuda, lesiones causadas por el paciente), problemas o dependencia de tipo económico, falta de comprensión de las necesidades o estado del paciente, intolerancia o actitudes muy críticas hacia el paciente, agotamiento del cuidador, o amenazas al paciente con el abandono, la hospitalización, institucionalización o con procedimientos dolorosos.
• Identificar a los cuidadores familiares que tienen un historial de haber sufrido abusos o abandono durante la infancia.
• Identificar las explicaciones del cuidador sobre las lesiones del paciente que fueran improbables o incongruentes, que alegan autolesiones, culpan a los demás, incluyen actividades que están más allá de las posibilidades físicas del paciente, o demuestran retrasos en la búsqueda de tratamiento.
• Determinar si el paciente mayor muestra signos de abusos físicos (p. ej., existencia de numerosas lesiones producidas en diversas etapas de curación, laceraciones inexplicables, abrasiones, magulladuras o quemaduras, fracturas, zonas sin pelo en la cabeza o marcas de mordeduras humanas).
• Determinar si el paciente mayor muestra signos de abandono, (p. ej., escasa higiene, vestimenta inadecuada, lesiones de la piel sin tratar, contracturas, desnutrición, falta de ayudas para la movilidad y la percepción (bastones, gafas, audioprótesis), falta de dentadura postiza o dientes fracturados o cariados, infestación con parásitos; falta de medicación o administración de sedantes en exceso, y falta de contacto social).
• Determinar si el paciente anciano muestra signos de abuso sexual, (p. ej., presencia de semen o sangre seca, enfermedades de transmisión sexual, comportamiento dramático o cambios de salud de etiología indeterminada).
• Determinar si el paciente mayor muestra signos de abuso emocional (p. ej., baja autoestima, depresión, humillación y
sentimiento de derrota, comportamiento muy precavido con respecto al cuidador, autoagresión o actitudes suicidas).
• Determinar si el paciente mayor muestra signos de explotación (p. ej., provisión inadecuada de las necesidades básicas cuando se dispone de recursos adecuados, privación de posesiones personales, pérdida inexplicada de los cheques de la Seguridad Social o de la pensión, o falta de conocimiento de las finanzas personales o asuntos legales).
• Animar el ingreso del paciente para una observación e investigación adicionales, cuando corresponda.
• Observar las interacciones paciente-cuidador y registrarlas.
• Determinar si los síntomas agudos del paciente remiten cuando es separado del cuidador.
• Determinar si los cuidadores tienen expectativas no realistas sobre el comportamiento del paciente o si tienen atribuciones
negativas hacia éste.
• Observar si hay una extrema sumisión a las exigencias de los cuidadores o una sumisión pasiva a procedimientos invasivos.
• Observar si se repiten las visitas a clínicas, urgencias o consultas del médico por lesiones, inadecuado seguimiento de cuidados sanitarios, vigilancia inadecuada o inadecuada adaptación al ambiente.
• Proporcionar al paciente una afirmación positiva sobre su valía y permitirle expresar sus preocupaciones y sentimientos, que pueden incluir miedo, culpa, vergüenza, y autoinculpación.
• Ayudar al cuidador a explorar sus sentimientos acerca de parientes o pacientes durante el cuidado e identificar los factores que molestan y parecen contribuir a un comportamiento de abuso y abandono.
• Ayudar al paciente a identificar las disposiciones de cuidados inadecuadas y dañinas, y ayudarle a él y a los miembros de su familia a identificar los mecanismos de tratamiento de estos problemas.
• Comentar las preocupaciones sobre observaciones de indicadores de riesgo con el paciente anciano y con el cuidador por separado.
• Determinar el conocimiento y capacidad del paciente y del cuidador para cumplir con las necesidades de cuidado y de seguridad del paciente, y proporcionar una enseñanza adecuada.
• Ayudar al paciente y a su familia a identificar estrategias para afrontar las situaciones estresantes, incluida la difícil decisión de suspender la asistencia de cuidados en casa.

• Determinar las desviaciones del envejecimiento normal y señalar los signos y síntomas precoces de mala salud a través de análisis sanitarios periódicos.
• Promover una máxima independencia y autocuidado mediante estrategias de enseñanza innovadoras y el uso de repeticiones, práctica, refuerzo y ritmo de aprendizaje individualizado.
•Proporcionar valoraciones y recomendaciones ambientales para la adaptación del hogar que promueva una autoconfianza física o remitirse a las instituciones apropiadas para solicitar ayuda.
• Ayudar a restablecer una completa gama de actividades de la vida diaria, según sea posible.
•Enseñar los beneficios de un régimen de rutina de la actividad física, proporcionar regímenes de ejercicios personalizados,
y remitirse a la fisioterapia o a programas de ejercicios, según corresponda, para evitar la dependencia.
•Aplicar estrategias que potencien el pensamiento crítico, la toma de decisiones y la memoria.
• Proporcionar una guía de cuidados sanitarios públicos para asegurar que el ambiente del hogar es controlado y que el paciente recibe asistencia continua.
•Remitir a los pacientes y sus familias a profesionales de los servicios sociales y de asesoramiento.
•Proporcionar recursos comunitarios a los pacientes mayores y a los cuidadores (p. ej., direcciones y números de teléfono de las instituciones que proporcionan servicios de asistencia a ancianos; cuidados sanitarios en casa, en residencias, cuidados por relevo, y de urgencias, residencias, transporte, tratamiento del consumo de sustancias, servicios de asesoría con tarifas variables, bancos de alimentos y reparto de comida a domicilio, centros de distribución de ropa).
•Prevenir a los pacientes para que sus pensiones sean depositadas directamente, que no acepten cuidados personales a cambio de transferencia de activos, y no firmen documentos o realicen arreglos financieros antes de disponer de consejo legal.
•Animar a los pacientes y a sus familias a planificar por adelantado las necesidades de cuidado, incluyendo a la persona que
asumirá la responsabilidad si el paciente quedara incapacitado, y la manera de explorar las capacidades, preferencias y opciones para los cuidados.
•Consultar con los recursos de la comunidad para obtener información.
•Informar al médico sobre las observaciones que indiquen abusos o abandono.
•Informar si se sospecha de abusos o abandono a las autoridades correspondientes.

Cursos online recomendados

Contenido relacionado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.