Saltar al contenido
Seremos enfermeros

¿Qué es la braquiterapia?

11 de junio de 2021

En la braquiterapia la fuente de radiación se coloca dentro, o muy próxima al tejido a tratar. La radiación se aplica en forma más directa al tumor y se caracteriza por una rápida caída de dosis al alejarse de la fuente, ajustándose a la ley del cuadrado inverso, hecho beneficioso para los tejidos circundantes. La braquiterapia se puede administrar como modalidad única con intento radical, por ejemplo, en tumores de próstata, cavidad oral, piel, melanoma ocular entre otros, o combinarse con radioterapia externa, por ejemplo, en cáncer cervicouterino, endometrio y próstata.

También se utiliza con fines paliativos, aliviando hemorragias como en los tumores de esófago y ginecológicos; aliviar obstrucciones, por ejemplo, en cáncer de pulmón y vías biliares, entre otros. También se puede utilizar como adyuvante en el cáncer de mama tratado con cirugía conservadora y cáncer de endometrio. En tumores que han recurrido en sitios previos irradiados, por ejemplo, nasofaringe, cabeza y cuello, tumores ginecológicos, sarcomas de tejidos blandos, entre otros.

Además, la braquiterapia se distingue de la radioterapia externa en el volumen irradiado, que es mucho menor, lo que le
permite respetar más tejidos sanos, también la duración es menor (una a dos semanas, o en ocasiones un solo implante permanente versus semanas de la radioterapia externa), la energía es constante en la radioterapia externa, mientras puede variar conforme al decaimiento en la braquiterapia.

Tipos de braquiterapia

  • Intersticial: se indica cuando el tumor está bien localizado y puede implantarse de manera directa, insertando las fuentes de forma permanente o temporal, en forma de agujas, alambre o semillas de forma directa en el volumen a tratar.
  • Intracavitaria: se utiliza cuando los aplicadores que contienen las fuentes radioactivas selladas se introducen en las cavidades naturales del cuerpo de forma temporal como el útero.
  • Intraluminal: las fuentes son aplicadas en una luz como la tráquea o el esófago.
  • Intraoperatoria: se implantan las fuentes en el tejido blanco durante una cirugía.
  • Intravascular: cuando una fuente se aplica en un arteria
  • Superficial o de contacto: cuando la fuente se pone en contacto de manera superficial, como en tratamientos oftalmológicos, de labio y cuero cabelludo.

Los implantes permanentes ocurren cuando las fuentes son implantadas de forma definitiva. Se utilizan fuentes de vida media corta y permanecen implantadas en el tejido para dispensar de manera gradual la dosis hasta que su actividad disminuya por decaimiento.

Para los implantes temporales las fuentes se implantan por un tiempo específico, acorde a la dosis a impartir y a la actividad de las fuentes radiactivas; se utilizan fuentes de vida media larga y requiere que éstas permanezcan en el paciente durante el tratamiento y se remuevan una vez que la dosis prescrita ha sido entregada.

La braquiterapia también puede clasificarse según los rangos de tasas de dosis, es decir al promedio de radiación otorgada en un tiempo determinado; la braquiterapia de baja tasa de dosis (LDR) administra de 0.4 a 2 Gy/h, de media tasa de dosis (MDR) provee de 2 a 12 Gy/h y las tasas de dosis mayores a 12 Gy/h son alta tasa de dosis (HDR).
El primer radioisótopo conocido y utilizado fue el Ra226, que tiene una vida media de 1 620 años. Otro radioisótopo de baja tasa que ha permanecido como la primera opción en tumores ginecológicos es el Cesio-137, con vida media de 30 años y emisión gamma de 0.662 MV. Otras fuentes selladas de radiación ionizante de baja tasa de dosis y más utilizadas son las semillas de 125I y 103Pd para el tratamiento intersticial del cáncer de próstata, con vida media de 60 y 17 días respectivamente.

La braquiterapia requiere destreza del radiooncólogo para la inserción de las fuentes radiactivas entre los tejidos, o bien en la cavidad o luz de los órganos, eligiendo una configuración especial para lograr una distribución de dosis homogénea, por lo que se recomienda seguir reglas, dependiendo del tipo de tratamiento.
Entre los sistemas más utilizados para cáncer cervicouterino se encuentran el Sistemas Paris y Sistema Manchester.
Existen guías acerca del informe de las dosis absorbidas y volúmenes de la braquiterapia intracavitaria e intersticial, como ICRU 38 e ICRU 58 respectivamente, se recomienda apegarse a las mismas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.