Saltar al contenido
Seremos enfermeros

¿Qué es la placenta previa?

19 de marzo de 2022

La placenta previa se debe a la implantación del blastocito en la porción inferior del útero, de manera que la placenta recubre total o parcialmente el orificio interno del cuello uterino. Hay tres tipos de placenta previa:

  • Marginal o inferior: la placenta se encuentra en las proximidades del orificio interno del cuello uterino sin llegar a recubrirlo.
  • Parcial: la placenta recubre parcialmente el orificio interno del cuello uterino.
  • Total o completa: la placenta recubre totalmente el orificio interno del cuello uterino.

Manifestaciones de la placenta previa

Al final de la gestación se produce el borramiento y la dilatación del cuello uterino, lo que provoca que la placenta se separe del endometrio. Esta separación produce la hemorragia indolora en el tercer trimestre.

El útero está relajado y no presenta dolor con la palpación. La hemorragia puede ser oligometrorragia o más profusa y es de carácter intermitente.

Diagnóstico

La exploración vaginal no está indicada hasta que no se confirme el diagnóstico mediante una ecografía, ya que podría provocar un desplazamiento de la placenta y por tanto, provocar una hemorragia y la muerte fetal.

Tratamiento de la placenta previa

El objetivo del tratamiento de la placenta previa es la detención de la hemorragia y la maduración del feto. Se consigue con el reposo en cama.

En ocasiones se instaura un tratamiento para la maduración pulmonar del feto con betametasona.

La madre y el feto deberán someterse a una monitorización durante el parto.

La hemorragia continuada obliga a un parto por cesárea urgente.

Te recomendamos estos cursos online sobre ginecología y obstetricia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.