Saltar al contenido
Seremos enfermeros

¿Qué es la tuberculosis genital?

19 de marzo de 2022

La tuberculosis genital es una enfermedad causada por Mycobacterium tuberculosis. Es la segunda causa de muerte de origen infeccioso después del SIDA.

Factores de riesgo de la tuberculosis genital

Muchas de las personas que son infectadas por la micobacteria no desarrollan la enfermedad y una parte de los infectados si la desarrollarán a lo largo de su vida, la mayoría durante los primeros dos años después de la infección.

El determinante principal para el desarrollo de la enfermedad es el estado inmunitario del paciente.

Los factores de riesgo asociados son la edad, malnutrición, diabetes mellitus, insuficiencia renal, cáncer e inmunosupresión.

Fisiopatología

La vía de transmisión es la vía aérea, mediante pequeñas gotas exhaladas por un paciente con tuberculosis pulmonar o laríngea. Los factores que determinan su transmisibilidad incluyen el número de bacilos presentes en las gotas, la virulencia e infectividad del microorganismo, la exposición del bacilo a rayos UV, ventilación y la oportunidad de aerosolización.

Cuando se inhalan, los bacilos van por el tracto respiratorio y se ubican en los alveolos, donde se fagocitan rápidamente por los macrófagos. La fagocitosis desencadena unos eventos que pueden culminar con el control satisfactorio de la infección, pasando a ser latente, o progresar hasta enfermedad activa cuyo pronóstico dependerá de la respuesta inmunitaria del paciente y a factores relacionados con la virulencia de la micobacteria.

En personas inmunocomprometidas, el siguiente paso después de la fagocitosis es la formación de granulomas alrededor del bacilo. Se producen por una respuesta inflamatoria mediada por células, las cuales producen un microambiente capaz de limitar la replicación y diseminación de la bacteria.

En personas inmunocomprometidas, las lesiones no se resuelven con un granuloma, el tejido necrótico progresa a licuefacción y la pared fibrosa pierde integridad estructural, por lo que el material semilíquido se disemina a otros tejidos cercanos, como los bronquios o a través de vía sanguínea hacia otras partes del cuerpo extrapulmonares, como la genital.

Patogenia

La tuberculosis es asintomática en muchos casos, la forma latente cursa de forma asintomática. La forma primaria progresiva cursa con sintomatología inespecífica, como fatiga, fiebre, escalofríos, sudoración y pérdida de peso, así como tos.

La tuberculosis genital es secundaria a la diseminación hematógena, linfática o por contiguidad a partir de otros sitios primarios.

Las trompas uterinas son el destino principal de la diseminación hematógena y linfática y la extensión directa es responsable de la colonización genital a partir de su infección en vejiga, recto, apéndice e intestino.

La sintomatología depende del sitio afectado. En las trompas uterinas, la afectación puede ser exudativa o productiva-adhesiva. A partir de la infección en las trompas es frecuente la infección del endometrio, en la que durante la menstruación se expulsa el tejido infectado y se vuelve a infectar a partir de las trompas.

La infección ovárica, se produce por diseminación a partir de las trompas uterinas, con frecuencia es bilateral y se manifiesta como perioforitis y ooforitis.

La afectación del cérvix es menos frecuente. En vulva y vagina también es infrecuente y en la mayoría de los casos, la diseminación proviene del tracto urinario.

Manifestaciones clínicas

Los síntomas sistémicos incluyen fiebre, pérdida de peso y fatiga. Muchos casos producen infertilidad, así como dolor abdominal y alteraciones menstruales como amenorrea, metrorragia, oligomenorrea y sangrados posmenopáusicos.

Tratamiento

Hay tres principios básicos de tratamiento:

  • El tratamiento deberá estar formado por múltiples fármacos.
  • La ingesta de fármacos deberá ser regular y constante.
  • La duración del tratamiento deberá mantenerse durante un periodo suficiente.

El tratamiento de la tuberculosis extrapulmonar, por lo tanto, la tuberculosis genital, es igual al de la tuberculosis pulmonar utilizando isoniazida, rifampicina, pirazinamida, etambutol y estreptomicina.

El tratamiento de la tuberculosis genital implica también la resolución de sus complicaciones como las adherencias pélvicas intrauterinas, estados inflamatorios tubáricos que causan aumento de la infertilidad y de embarazos ectópicos.

Haz click aquí para ver cursos de ginecología online con descuento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.