Saltar al contenido
Seremos enfermeros

¿Qué son las células natural killer?

9 de julio de 2021

Las células natural killer (NK) proceden de la médula ósea y se diferencian de los linfocitos B y T por las siguientes características:

  • Constituyen el 10-15% de los linfocitos circulantes y esplénicos, concentrándose en algunos tejidos como el hígado y el útero.
  • Morfológicamente son de tamaño grande y con numerosos gránulos citoplásmicos
  • Desde un punto de vista fenotípico expresan la molécula CD56, pero no las moléculas CD3 ni las CD19 (características, respectivamente de los linfocitos T y B)
  • Son capaces de destruir células sin necesidad de expansión clonal y diferenciación.

Una pequeña población de células CD56(+) también expresan receptores de las células T (TCR) alfa o beta, aunque una diversidad muy limitada, denominándose células NKT. Esta variedad tiene dos características: reconocen antígenos lipídicos unidos a moléculas CD1 y sintetizan rápidamente citocinas de tipo IL-4 o IFN-y en la zona marginal de los órganos linfoides.

Funciones de las células natural killer

  • Defensa frente a células infectadas por virus y células tumorales.

La activación de las células NK se debe al efecto neto de receptores inhibidores y activadores, modulados por citocinas de la inmunidad innata.

Los receptores inhibidores se caracterizan por una cola citoplásmica con dominios immunoreceptors tyrosine based inhibition motifs con actividad fosfatasa, mientras que los receptores activadores tienen dominios inmunoreceptors tyrosine based activations motifs con actividad cinasa.

En contacto con células autólogas normales, las células natural killer reciben ambos tipos de señales activadoras e inhibidoras, predominando el efecto de las inhibidoras, por lo que no se generan señales que llevan a la destrucción.

En células infectadas por virus o estresadas, la disminución de la expresión HLA-I evita la respuesta inhibitoria, por lo que se generan señales activadoras en las células natural killer.

Cuando la célula neoplásica o estresada incrementa los ligandos para receptores activadores que sobrepasan la acción de los inhibidores pasa algo parecido.

Las principales citocinas de la respuesta innata (interferones I, IL-12 e IL-15) son activadoras de las células natural killer.

Los efectos de las células natural killer son ejercidos por dos mecanismos: la liberación de granzimas y perforinas que ponen en marcha la respuesta apoptótica y la producción de IFN-y que activa los macrófagos y promueve la diferenciación de linfocitos T vírgenes a linfocitos Th1.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.