Saltar al contenido
Seremos enfermeros

Todo sobre el dolor neuropático

26 de julio de 2021

El dolor neuropático se produce por mecanismos que son provocados por daño o disfunción del sistema nervioso periférico o central y es el resultado de un procesamiento anómalo de los estímulos.

El dolor neuropático puede presentarse sin daño tisular ni inflamación, incluso cuando el dolor neuropático agudo no tenga un propósito claro.

Mecanismos periféricos

En cualquier punto, desde la periferia hasta el SNC, existe la posibilidad de desarrollar dolor neuropático. Las terminaciones nerviosas hiperexcitables en la periferia pueden dañarse, lo que lleva a una reorganización anómala del sistema nervioso llamada neuroplasticidad, un mecanismo subyacente de algunos estados de dolor neuropático.

Se pueden producir cambios en el número y la ubicación de los canales iónicos. Por ejemplo, los canales de sodio se acumulan de manera anómala en los nociceptores lesionados, lo que puede reducir el umbral de despolarización nerviosa e incrementar la respuesta a los estímulos, desencadenando descargas nerviosas ectópicas.

Estos y otros procesos conducen a un fenómeno llamado sensibilización periférica, el cual se considera que contribuye al mantenimiento del dolor neuropático.

Mecanismos centrales

Los mecanismos centrales también desempeñan un papel en el establecimiento del dolor neuropático. La sensibilización central se define como la hiperexcitabilidad anómala de las neuronas centrales de la médula espinal, que resulta de los cambios inducidos por la entrada de descargas aferentes desde los nociceptores.

La liberación extensa y la unión de neurotransmisores activadores, como el glutamato, estimulan el receptor NMDA y causan un aumento en las concentraciones de calcio intracelular en la neurona, lo que produce dolor. Similar a lo que sucede en el sistema nervioso periférico, se considera que un aumento en la afluencia de sodio reduce el umbral de activación nerviosa, aumenta la respuesta a los estímulos y amplía el campo receptivo atendido por la neurona afectada.

Tal como sucede en el sistema nervioso periférico, pueden presentarse cambios anatómicos en el SNC. Por ejemplo, una lesión en una vía nerviosa puede llevar a una reorganización en el asta dorsal de la médula espinal. Las fibras nerviosas pueden invadir otras ubicaciones y crear sensaciones anómalas en el área del cuerpo al que inerva el nervio lesionado.

La alodinia, o el dolor de un estímulo que no suele ser nocivo, es uno de esos tipos de sensación anómala y una característica frecuente del dolor neuropático.

Cursos relacionados con el dolor


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.