Saltar al contenido
Seremos enfermeros

Tumores cutáneos benignos

2 de marzo de 2021

Los tumores cutáneos benignos pueden aparecer en la epidermis, tejido conectivo, dérmico y subcutáneo, en los anejos y en las estructuras que se hallan en la dermis, como vasos sanguíneos y nervios.

Tumores benignos de la epidermis

Queratosis seborreica

Es el tipo de tumor epitelial benigno más frecuente. Aparece en mayores de 40 años y se localiza con más frecuencia en cabeza, cuello y tronco.

Puede aparecer como lesión única pero más frecuentemente son múltiples. Aparecen como lesiones aplanadas, bien delimitadas, de color marrón amarillento que con el tiempo se va viendo más verrugoso y de superficie hiperqueratósica. Su diámetro es de entre 0.5 y 2 cm.

La erupción brusca de múltiples lesiones de queratosis seborreica constituye el signo de Leser-Trelat.

El tratamiento consiste en curetaje y electrocoagulación o extirpación.

Nevus epidérmico

Suelen presentarse desde el nacimiento aunque también pueden presentarse durante el primer año de vida.

Están formados por pápulas verrugosas oscuras, confluyentes en placas de tamaño y localización variables. Puede tener varias formas clínicas:

  • Nevus epidérmico verrugoso localizado se distribuye de forma lineal en las extremidades y de forma ondulada en el tronco.
  • Las formas extensas se denominan nevus epidérmico verrugoso sistematizado. La variante extensa puede asociar malformaciones óseas, oculares, neurológicas, vasculares y urogenitales.
  • El nevus epidérmico verrugoso inflamatorio lineal es la forma que cursa con brotes de inflamación y picor. Las lesiones crecen durante la infancia ys e mantienen estables a partir de la adolescencia.

La anatomía patológica muestra hiperqueratosis, acantosis, papilomatosis y elongación de las crestas interpapilares.

El tratamiento consiste en exéresis quirúrgica.

Acantoma de células claras

Lesión nodular, normalmente única, rodada por un collarete escamoso periférico. Se localiza con mayor frecuencia en extremidades inferiores.

El tratamiento consiste en la extirpación.

Nevus blanco esponjoso

Lesión congénita transmitida de forma autosómica dominante. En los primeros años de vida aparecen áreas de la mucosa oral engrosadas, de aspecto esponjoso y color blanquecino. Puede afectar también a la mucosa nasal, esofágica, rectal y vaginal.

El tratamiento es curetaje y electrocoagulación.

Disqueratoma verrugoso

Lesión papulosa con un tapón queratósico central. Suele aparecer en la cara, cuello, cuero cabelludo y axila.

Histológicamente se observa una invaginación crateriforme ocupada por un tapón queratósico. La epidermis de alrededor muestra células acantolíticas, cuerpos redondos y granos.

Tumores cutáneos benignos de las glándulas sudoríparas ecrinas

Nevus ecrino

Se manifiesta por una área circunscrita de hiperhidrosis. La histología muestra un acúmulo de glomérulos secretores y conductos ecrinos, de morfología normal.

Hidrocistoma ecrino

Lesiones papulosas únicas, con menor frecuencia múltiples, translúcidas y azuladas.

Se localizan sobre todo en la cara en mujeres adultas a causa de retención sudoral.

La histopatología muestra una cavidad quística en dermis media delimitada por un epitelio formado por dos capas de células cuboidales idénticas a las de la porción intradérmica del conducto ecrino normal.

Siringoma

Lesiones papulares, amarillentas o recubiertas por piel normal. Afectan con más frecuencia a mujeres a partir de la pubertad. Se localizan en los párpados y mejillas, aunque también en abdomen, pene, vulva y axilas.  Afecta con más frecuencia a mujeres con síndrome de Down.

Su tratamiento puede ser con CO2 ultrapulsado, electrocoagulación y crioterapia.

Poroma ecrino

Tumor hemisférico sésil o pediculado, de superficie congestiva y erosionada, que se localiza en las porciones distales de las extremidades, sobre todo en la planta y bordes de los pies y palma de las manos. Normalmente la lesión es única.

El tratamiento consiste en extirpación quirúrgica.

Hidradenoma de células claras

Tumor intradérmico pequeño de localización variable. Su tratamiento es la extirpación.

Espiradenoma ecrino

Lesión intradérmica, normalmente única, redondeada y bien delimitada, frecuente en adultos jóvenes. Es un tumor doloroso.

Histológicamente el tumor está compuesto por lóbulos epiteliales intradérmicos. Los lóbulos epiteliales están constituidos por dos tipos de células, unas de núcleo hipercromático de disposición periférica y otras centrales con núcleo grande y claro.

El tratamiento se realiza extirpando la lesión.

Siringoma condroide

Se localiza con mayor frecuencia en la cabeza y el cuello, sobre todo en nariz y mejillas. Aparece como un nódulo intradérmico o subcutáneo duro.

Tumores cutáneos benignos de las glándulas sudoríparas apocrinas

Nevus apocrino

Se manifiesta como pápulas o nódulos congénitos que se localizan en el cero cabelludo, axilas o ingles.

Cistoadenoma apocrino

Derivan de la porción secretora de las glándulas apocrinas. Es un tumor único, pequeño, hemisférico, de aspecto quístico. Se localiza sobre todo en la cara, aunque también en el cuero cabelludo, pabellón auricular, genitales y tronco.

Hidradenoma papilífero

Es un único nódulo localizado en la vulva en mujeres mayores de 30 años. En ocasiones, también puede aparecer en la zona perianal, pezón, párpado y cuero cabelludo.

Siringocistoadenoma papilífero

Tumor congénito de cuero cabelludo y cara. Aparece en la pubertad sobre un nevus sebáceo o epidérmico. En los primeros años de vida se manifiesta como una placa formada por pequeñas pápulas. En la adolescencia aumenta de tamaño presentando un cráter central.

Cilindroma

Tumores globulosos, hemisféricos, recubiertos por telangiectásias, más frecuente en mujeres. Se localizan en la cabeza y cuello. Aparecen en la pubertad.

Tumores cutáneos benignos de las glándulas sebáceas

Hiperplasia sebácea

Aparece con pequeñas pápulas amarillas localizadas en la frente y mejillas.

Nevus sebáceo

Lesión congénita, bien delimitada, amarilla o naranja, que se localiza sobre todo en cuero cabelludo. Se desarrolla en tres fases:

  • Fase alopécica: placa alopécica redondeada.
  • En la pubertad adquiere un aspecto verrugoso.
  • En la edad adulta aparecen sobre la superficie de la lesión diferentes tipos de tumores benignos o malignos.

Adenoma sebáceo

Tumor normalmente único y pequeño, que se localiza en la cabeza y cuello de personas mayores. Puede ser un marcador cutáneo del síndrome de Muir-Torre.

Tumores cutáneos benignos del folículo piloso

Tricofoliculoma

Tumor único que suele aparecer en la cara. Es un nódulo cupuliforme con un orificio central del que surgen cabellos.

Fibrofoliculomas

Pápulas de piel normal, localizadas en la cara, tronco y extremidades, asociado al síndrome de birt-Hogg-Dubé.

Tricoepitelioma

El tricoepitelioma puede ser solitario o múltiple. El solitario aparece en los primeros años de vida, como una pápula rosada de unos dos centímetros localizada en el rostro o cuero cabelludo, cuello o tronco.

Los múltiples se heredan con carácter autosómico dominante, aparecen en la infancia como pápulas firmes blanquecinas o rosadas, localizadas en surcos nasogenianos, nariz, labio superior y frente.

Pilomatricoma

Tumor que aparece en la cara, cuello y extremidades superiores en niños y adultos jóvenes. Es una lesión pápulo-nodular de hasta cinco centímetros recubierta por piel normal y rosada.

Tricolemmoma

La forma solitaria se localiza en la cabeza y cuello de personas adultas, principalmente en nariz, párpados y labio superior. Puede parecer una verruga o un carcinoma basocelular.

Los tricolemmomas faciales múltiples forman parte de la enfermedad de Cowden o síndrome de los hamartomas múltiples.

Nevus

Nevus melanocíticos congénitos

Lesiones presentes al nacimiento o durante las primeras semanas de vida. Localización más frecuente en tronco, cabeza y extremidades.

Nevus melanocítico adquirido

Aparecen después del periodo neonatal. Pueden llegar a presentar entre 15 y 40 lesiones, que aumentan durante la pubertad y el embarazo.

Suelen ser redondeados y menores de 6 mm. Al principio son aplanados y van adquiriendo una superficie verrugosa, de color oscuro. Normalmente tienen una forma regular y un color uniforme.

En los hombres predominan en el tronco y en las mujeres, en las piernas. Pueden aparecer en cualquier localización, incluyendo mucosas, palmas, plantas y matriz ungueal.

Nevus azul

Suele ser menor de 1 cm. Más frecuente en mujeres y se localiza en el dorso de las manos y pies, cara y cuero cabelludo.

Mancha mongólica

Mácula gris azulada, congénita, localizada en la zona sacra de 2 a 8 cm de diámetro. Puede desaparecer o perdurar toda la vida.

Tumores benignos del tejido fibroso

Queloides y cicatrices hipertróficas

Proliferación excesiva de tejido fibroso o cicatricial. La cicatriz hipertrófica se mantiene limitada al lugar de la lesión inicial. El queloide sobrepasa los limites, invadiendo la piel circundante.

El queloide es un tumor firme, rosado o violáceo, de aspecto abollonado. Pueden producir dolor y picor.

La cicatriz hipertrófica es parecida aunque menos sobreelevada, generalmente es lineal, debida a cicatriz quirúrgica.

Fibroma blando

Lesiones pediculadas, con pliegues superficiales, de aspecto arrugado de 3-5 mm. Predominan en cuello y axilas, aunque también en pliegues submamarios e ingles.

Se incrementan durante el embarazo y al aumentar de peso.

Dermatofibroma

Aparece en extremidades inferiores de mujeres de mediana edad. Son pápulas únicas y duras, de color marrón o negro.

Fibroqueratoma digital adquirido

Se localiza con más frecuencia en las articulaciones interfalángicas distales o surcos periungueales. Aspecto de pequeño cono cutáneo queratósico.

Fibromas perifoliculares

Numerosas pápulas perifoliculares de color piel, que se localizan sobre todo en cara y cuello.

Pápula fibrosa de la nariz

Pequeñas pápulas cupuliformes localizadas en la porción inferior de la nariz de personas mayores.

Elastofibroma dorsal

Nódulo localizado en la región subescapular inferior de personas mayores.

Tumor de células gigantes de las vainas tendinosas

Nódulo firme de 1 a 3 cm de diametro que se localiza en dedos, manos y muñecas, en el recorrido de vainas tendinosas.

Tumor desmoide

Tumor benigno, originado en la aponeurosis muscular con tendencia a invadir el músculo. Afecta a mujeres jovenes. En ocasiones aparece sobre cicatrices de intervenciones abdominales.

Cursos online recomendados:

Contenido adicional:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.